Principal > Cantera > Rayo B y Sanse se miden con la resaca de la Copa
Fotografía / Rayoherald.com

Rayo B y Sanse se miden con la resaca de la Copa


Tras dos jornadas consecutivas lejos de Vallecas, los de Jimeno regresan a casa hinchados de moral después del triunfo conseguido ante La Roda. El Sanse regresa a la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano diez días después de caer eliminado en la final de Copa RFEF ante el filial franjirrojo por 4-2.

Después de tres años de reajustes por los campos de Tercera División, el Sanse vuelve para ser un fijo de la categoría. El sábado se enfrentará –por segunda vez en lo que llevamos de temporada– al filial franjirrojo en la Ciudad Deportiva. La primera visita del cuadro del norte de Madrid al feudo rayista se saldó con derrota en la final autonómica de la Copa Federación. De aquel partido solo han pasado diez días, y tanto el Rayo B como el Sanse, saben que el encuentro liguero será muy diferente a lo que se pudo ver la Copa.

Vuelta a casa

El vestuario franjirrojo, rebosante de confianza tras la victoria cosechada en tierras manchegas, afronta este partido con la misma filosofía que ha plasmado en su ‘mini gira’ llevada acabo en Tenerife y La Roda. La apuesta ofensiva y la solidez en defensa serán, una vez más, las armas que utilizará el conjunto franjirrojo.

Con las bajas de Aitor Núñez –que ante La Roda sufrió una rotura de fibras que le mantendrá alejado entre dos y tres semanas de los terrenos de juego– y la de Leo, que sigue recuperándose de su lesión en la clavícula, Jimeno dispondrá del plantel que viene utilizando habitualmente durante la temporada y donde no faltará la presencia del máximo artillero del equipo, Rayco, un fijo en la lista de goleadores de las tres últimas jornadas. Diego Benito, que ha entrenado durante toda la semana con el primer equipo, podría ser llamado por Sandoval para enfrentarse a la Real Sociedad.

Espíritu de revancha

El Sanse quiere resarcirse de su derrota en Copa en la que, durante la primera parte, puso en serios apuros al filial franjirrojo, obligando a la remontada en la segunda parte de los pupilos de Jimeno. A fuego lento, y haciendo del Nuevo Matapiñonera un obstáculo complicado para los rivales, el conjunto dirigido por Álvaro García está consiguiendo hacerse un sitio en la zona media de la tabla.

El último equipo que pasó por sus redes fue uno de los favoritos del grupo, el Tenerife, que solo pudo arañar un empate. Ahora, en el derbi que les enfrentará al filial rayista, el cuadro sansero espera acabar con la mala racha de resultados que acumula el equipo lejos de su estadio, donde solamente ha obtenido dos puntos de quince posibles.

Será un derbi inédito en Segunda B, ya que anteriormente, ambos conjuntos solo se habían enfrentado en Tercera División, donde el balance de victorias se inclina a favor del equipo sansero que ha conseguido sacar los tres puntos de Vallecas hasta en cinco ocasiones, por las dos que lo hizo el filial, mientras que en tres ocasiones hubo reparto de puntos.

<