Principal > General > Con la cara muy alta

Con la cara muy alta

Fuente: www.rayovallecano.es

El Rayo Vallecano dijo adiós a su aventura en la Copa del Rey tras caer en el Sánchez Pizjuán por 3-1. Cayó, pero lo hizo en los últimos minutos de un encuentro en el que el equipo de Pepe Mel dio la cara en todo momento, hasta el punto de tener ganado el pase a casi veinte minutos para el final.

La eliminatoria tras el cero a cero de la ida se cerraba como era de esperar en el Pizjuán, al que viajó toda la plantilla. Incluidos los que estaban lesionados o quienes habían estado en eliminatorias anteriores.

Todo arrancó con una gran entrada y unos primeros minutos del Rayo que bastaron para saber que la noche sería intensa en emociones. Tras dos llegas de Mauri, y con dominio alterno, llegaba el primer gol de la noche tras una jugada en la que la defensa rayista pedía fuera de juego de Puerta quien habilitado por el línea cedía atrás para que Alfaro marcara a puerta vacía. (1-0 minuto 16)

El Sevilla se sintió seguro de la ventaja y el Rayo muy lejos de venirse abajo se fue e por el gol que le diera ventaja. Y llegó. Sólo siete minutos después, Mauri se fabricaba el empate tras una enorme jugada individual llena de fe. El tiro afeado por un leve desvío besaba las redes locales para devolver la fe y el pase.(1-1, min.24)

La celebración de las que valen por un viaje entero. El Sevilla sintió el golpe y el descanso llegó con juego vertical por ambas partes y mucho respeto ante las metas contrarias. Juande tras el descanso metió mas kilates. Kanouté a escena.

En el equipo franjirrojo todo funcionaba y no había porqué tocar nada. Mantener la línea y buscar a la contra la sentencia era la consigna. Campo amplio y fuerte reentrada de los locales que desde el pitido de la segunda mitad salieron con un ritmo más intenso y con la misma verticalidad. Sin casi control del balón, pero sin problemas atrás llegó la que pudo ser jugada de la eliminatoria.

De nuevo Mauri salía en velocidad escorado a la derecha, ganaba el área de Cobeño y buscaba la cepa del palo en compañía de Collantes que cerraba una acción pura de contraataque. El tiro rozó el palo. El Sánchez Pizjuán comenzó a ver peligrar el pase y apretó como en las mejores noches. Con Renato y Duda en el campo, el Sevilla acertó en la primera en la que Kanouté apareció por el área.

Un cabezazo que Alberto llegó a tocar (2-1, min.69). La pegada de los de Juande marcaba el encuentro y el billete para unos cuartos que sellaría de nuevo Alfaro tras una gran volea que entraba por la escuadra de la meta visitante. (3-1, min.85)

No hubo tiempo para más. El Sevilla apea al Rayo de un sueño que finalizó con la ovación de Nervión a la gran imagen ofrecida por los de Pepe Mel a lo largo de una eliminatoria en la que el Rayo dejó su sello y su impronta de buen equipo. Ahora, vuelta a la realidad de la Liga el domingo en Puertollano.

<