Principal > General > Sólo faltó el acierto final

Sólo faltó el acierto final

Fuente: www.rayovallecano.es

Cuarto empate consecutivo del Rayo en un partido en el que pudo y mereció vencer. Sólo faltó más acierto cara a la meta rival. El encuentro arrancaba con las novedades de Juan Carlos y Hugo en una lista inédita hasta la fecha. En la grada de nuevo, seguidores del Rayo.

Como hace una campaña, el ritmo desde el arranque fue alto y, lo más complicado, sostenido por unos y por otros. Las primeras llegadas del Rayo tuvieron a Collantes y al balón parado como protagonistas. Sobrepasado el primer tercio y precisamente en un saque de esquina llegaba el primer gol de la tarde, pero en la meta de Alberto.

Aloisio adelantaba a los gallegos que volvieron a aparecer ya en el veinticinco en un gol anulado a Óscar Martínez por claro fuera de juego. En las filas rayistas Mauri sustituyó rondando los treinta a Jonathan Álvarez, lo que le dió a Llorens más responsabilidad en las subidas por la banda izquierda.

Míchel comenzó a aparecer por todo el campo. El Rayo buscaba la igualada y ésta pudo llegar casi en el descanso tras una gran intervención del meta Manu Taranilla. Tras un gran pase de Miguel Albiol desde la izquierda, Diego Torres remataba de forma magistral lo que Manu salvaba a una mano. Descanso y vuelta con las mismas directrices.

Juan Collantes bien abierto a la derecha, Llorens rejuvenecido por la izquierda, Míchel generando fútbol, con Mauri y Diego Torres de estiletes. Cerca de la hora de juego Zazo entraba por Cubillo. El Rayo pasó a dominar si cabe aún más la situación, y poco a poco fueron llegando las ocasiones.

El Ourense esperaba a la contra y el Rayo en el último tercio fue una avalancha. La primera, Diego Torres al palo, con Manu batido. Comenzaba un duelo particular entre el diez franjirrojo y el meta local, que tendría numerosas escenas en la película del partido.

Corría el minuto 63 cuando el lateral Dacosta veía el túnel antes de tiempo tras una entrada a Juan Collantes merecedora de la segunda tarjeta amarilla para el colegiado Becerril Gómez. Ahí el choque dio un giro de tuerca más. Dos minutos después Mauri marcaba, pero el tanto era anulado, tras una falta previa al segundo remate.

Yuma entraba por Enguix y tan sólo un minuto después Mauri veía puerta en un tiro cruzado que suponía el empate. Con uno más y el partido igualado, se sucedieron una gran cantidad de ocasiones para los de Pepe Mel. De todos los tipos y de todos los colores. El resultado se mantenía inalterado.

Y de nuevo rozando el final llegó quizá la más clara. Diego Torres no acertó a rematar entre los tres palos un testarazo que bien pudo suponer el broche con la victoria visitante. No hubo tiempo para más. Entre ataques del Rayo finalizaba el partido.

<