Principal > General > Empate entre dos equipos de playoff

Empate entre dos equipos de playoff

Redacción Rayo Herald

El Rayo Vallecano ha comenzado el año con un empate (1-1) ante el Universidad LP, uno de los principales aspirantes a los puestos de playoff dentro del Grupo I. En un partido bastante igualado, los de Pepe Mel consiguieron el empate mediada la segunda mitad en una jugada a balón parado convertida en tanto por el defensa central Antonio Amaya.

Poco acierto en los compases iniciales

En un partido marcado por la alta intensidad y los numerosos choques e incidencias, ambos equipos comenzaron con muchas ganas pero con poco acierto. Las numerosas imprecisiones en ambos bandos impedían que los acercamientos al área se convirtiesen en ocasiones de peligro.

El Rayo Vallecano lo intentaba por las bandas, pero Coke no encontraba su acierto habitual para conectar con Miguel Albiol. Los centros desde la banda eran fácilmente defendidos por la pareja de centrales visitantes, bastante sólidos en la primera mitad. Por la otra banda lo intentaba Collantes, rápido y eléctrico como de costumbre, pero impreciso en la definición final.

Una falta lateral rematada por Molina en el segundo palo era rápidamente contestada por un disparo desde lejos de Cubillo que acababa con el esférico en los pies de Collantes y con el portero descolocado, pero el siete rayista enviaba el balón por encima de los tres palos. Con el frío y el mencionado desacierto por ambas partes llegaba el tiempo para el descanso sin muchas ocasiones que destacar.

Intensa segunda mitad

Mel daba entrada a Mauri por Collantes tras el descanso, buscando un compañero en ataque para un Diego Torres muy desafortunado y que no entró casi en juego en todo el partido. Sin embargo iban a ser los visitantes los que iban a encontrar el gol de manera muy rápida pues, con menos de cinco minutos de juego en la reanudación, Nuñez iba a aprovechar un rebote dentro del área para superar al guardameta Alberto a puerta vacía.

Como un par de banderillas a un toro bravo le sentó el gol a los rayistas. El equipo local tomaba inmediatamente el dominio del encuentro y empujaba a los de Tino Luis Cabrera a su propio área. Un disparo de Albiol, dos remates de Mauri y una clara ocasión de cabeza de Míchel no eran suficiente para superar a un Moisés especialmente concentrado en la habitual e irritante pérdida de tiempo de los cancerberos.

Mel buscaba más profundidad con la entrada de Jonathan por Coke, pero iba a ser en una jugada a balón parado donde los rayistas encontraran el premio a su trabajo. Precisamente después de una buena ocasión visitante y con Enguix siendo atendido en la banda por un golpe en la cabeza, Albiol ponía una falta dentro del área para que Mauri rematara en primera instancia, desviando Amaya el esférico con la cabeza en el último momento y consiguiendo el buscado y merecido empate.

Recompensa para el central rayista que fue uno de los mejores y que acabó portando el brazalete de capitán tras el cambio de Yuma por Míchel. Cuando parecía que la remontada podía llegar en cualquier momento iba a llegar la expulsión de Pedro Baquero. En una jugada fortuita el colegiado Crespo García mandaba al defensa rayista a la caseta ante la incredulidad local, en una jugada que no dio la sensación de merecer tanto castigo.

A partir de ese momento los choques, empujones y tarjetas amarillas se iban a repartir a diestro y siniestro por el terreno de juego, abortando cualquier posibilidad de ver fútbol y ocasiones de gol. Empate y reparto de puntos entre dos conjuntos que tienen todas las papeletas para ocupar puestos de playoff al final de la temporada.

El más listo…Pepe Mel. Jugando con diez hombres tras la expulsión de Baquero, Llorens y Alejandro tenían sus más y sus menos en una jugada lejos del balón. Con el defensa rayista amonestado y los jugadores visitantes reclamando al asistente la segunda amarilla, Mel recorría media banda para reclamar también al asistente y provocar una confusión que dejó la jugada en nada. Como reconoció el propio Tino Luis en rueda de prensa, Mel «estuvo muy listo» en esa jugada, sobre la que el propio Mel afirmó que «tenía que defender a mi equipo, si me expulsan a mí no pasa nada, yo no juego».

El más contento…Amaya. El defensa rayista era el único jugador habitual en los onces de Pepe Mel que no había conseguido marcar en lo que llevamos de temporada. Si bien la misión del defensa no es conseguir goles, Amaya aprovechó una jugada a balón parado para conseguir el empate y quitarse la espinita que tenía clavada con el gol después de tener una ocasión clara en Vigo ante el Celta B.

El más lento…Moisés. El guardameta visitante llevó la crispación a la grada e incluso al terreno de juego con sus permanentes pérdidas de tiempo tras adelantarse su equipo en el marcador. Poco le importó recibir la tarjeta amarilla del colegiado en los compases finales del encuentro.

El más desacertado…Diego Torres. Carbón para Diego en el primer partido del año, un encuentro en el que casi no entró en juego y en el que perdió la mayoría de balones que llegaron a sus pies. El bravo delantero no estuvo tan luchador como de costumbre y tampoco tuvo la fortuna de cara en las pocas ocasiones de las que dispuso. El miércoles, oportunidad para resarcirse ante un rival del lujo como es el Sevilla.

Rayo Vallecano: Alberto, Coke (J.Álvarez 66′), Amaya, Baquero, Llorens, Albiol, Enguix, Cubillo, Collantes (Mauri 46′), Míchel (Yuma 76′) y Diego Torres.

Universidad LP: Moisés, Aitor, José, Molina, Ismael, Poncho (José Antonio 77′), Corominas (Rubén Coméndez 54′), Pachi, Núñez, Alejandro (Alberto 87′) y Angel Sánchez.

Goles: 0-1 Nuñez (49′), 1-1 Amaya (74′)

<