Principal > Reportajes > Anuario Rayo Herald 2006

Anuario Rayo Herald 2006

Redacción Rayo Herald

El 2006 comenzaba con una victoria ante la UD Las Palmas que acercaba a los entonces dirigidos por Míchel a sólo un punto de la zona de ascenso, a la vez que las chicas derrotaban a domicilio al poderoso FC Barcelona, confirmándose así entre los mejores equipos de la Superliga femenina.

Aunque ya en esa época el Rayo Vallecano insistía en la contratación de Diego Torres, los que llegaban eran Míchel I, querido como pocos entre la afición rayista, Marcos Tébar cedido por el Real Madrid y Kiko desde el Polideportivo Ejido. La zurda de Palacios abandonaba Vallecas destino Murcia a la vez que Ivan Zarandona lo hacía en dirección a Zamora.

Ya en el mes de Febrero llegaba la cesión de Raúl Molina al Albacete y el Melilla arrasaba al Rayo Vallecano, dejando en una posición comprometida a los rayistas, que tras el empate en casa ante el Pontevedra quedaban ya a cinco puntos de la zona de ascenso. Un día de viento en Fuenlabrada anduvo cerca de llevarse por delante a Míchel. El técnico estaba en la cuerda floja y un par de días después era ratificado en su cargo por la propia Teresa Rivero.

Con el Rayo conjurado para conseguir el ascenso, una fría victoria ante el Móstoles daba aire al entrenador a la vez que llegaban noticias positivas sobre la nueva Ciudad Deportiva. El maleficio canario se rompía con una victoria en Lanzarote, Rayo Herald lanzaba la primera entrega del “Yo también fui rayista”, curiosamente con Llorens como protagonista. No iban mal las cosas en este mes de Marzo en el que el Universidad LP caía en Vallecas con goles de Tébar y Geni y las chicas ganaban a otro histórico como el Ath.Bilbao.

A falta de nueve jornadas para el final y con ningún equipo madrileño en puestos de playoff, el Rayo se alejaba del objetivo cediendo un empate en casa ante el Sanse. La Terminal 4 de Barajas ya causaba estragos en Segunda B y el Rayo se aferraba a sus opciones de ascenso con una sufrida victoria en Negreira, debut del joven Arroyo incluído.

Un nuevo empate en casa ante el Alcalá no mejoraba las cosas, con una clasificación muy reñida que dejaba ya a cuatro equipos para sólo dos plazas. La victoria en Alcorcón dejaba la puerta abierta para la esperanza, con Iznata entrando como sorpresa en el once y Míchel intentando gestionar el talento desde el banquillo.

El mes de Abril expiraba con el equipo abonado a la victoria en un sprint final por los puestos de ascenso. La racha goleadora de Geni coincidía con la convocatoria para la Selección Femenina de Natalia y Melissa, el primer equipo encontraba la regularidad esperada con una victoria en el Cerro del Espino, mientras que el Universidad LP conseguía su clasificación matemática para los playoffs.

Mayo era sin duda un mes de emociones fuertes. El Rayo se complicaba mucho la vida con un nuevo empate en casa ante el Pájara Playas que le obligaba a ganar en una auténtica final ante la UD Las Palmas. El equipo canario regaló la entrada a sus aficionados y derrotó a los rayistas gracias a una de las jugadas más desgraciadas de la temporada. Triste final a la temporada para un primer equipo que no conseguía el objetivo y final cruel para el femenino que quedaba apeado de la final de Copa en el último instante.

Llegaba el mes de Junio ya con Míchel lejos del banquillo rayista y con varios candidatos para ocupar su puesto. Finalmente era Pepe Mel el elegido para dirigir la nave en el tercer intento consecutivo para salir del pozo de la Segunda B. Con un año de Rayo Herald ya cumplido, baile de idas y venidas comenzaba en los despachos. Zazo, De Gomar, Mauri, Alberto, Amaya, Collantes y Pedro Baquero entre otros protagonizaban altas, bajas y renovaciones, dando forma al proyecto de Pepe Mel.

El baile de nombres continuó en Julio, con veteranos como Llorens o Cubillo ya en el equipo rayista y otros como Iker Begoña que al final no llegaron. Arregi, Rubio y Cavas confirmaban su salida justo antes de que finalmente Diego Torres recalase en el equipo rayista. Con Míchel dirigiendo al Castilla, Mel empezaba a trabajar en el sistema de juego y llegaba el primer partido de pretemporada.

A pesar de la derrota en Palencia, Agosto ponía de manifiesto las sensaciones positivas del entrenador con un equipo hecho para ascender. Diego Torres ponía la garra desde el principio y Ximo Enguix se sumaba a la lista de refuerzos en el mediocentro. Geni probaba fortuna en Inglaterra aunque acababa en Jaén mientras que los rayistas se presentaban ante su afición en un Trofeo Teresa Rivero que viajaba a Valladolid. Y llegaba el desafortunado debut liguero ante el Puertollano compensado rápidamente con una contundente victoria en Copa ante el Pontevedra.

Septiembre llevaba a Lucas al Fuenlabrada y a Olalla lejos del Rayo Vallecano, mientras que Armentano confirmaba que se quedaba. Se vieron cosas positivias en la primera victoria de la temporada en liga en unas fechas en las que se presentaba el nuevo foro de Planeta Rayista y Bolic meditaba su retirada. Una victoria en Santander confirmaba que el equipo estaba en el buen camino.

Muy activo se iba a presentar un mes de Octubre en el que Iriney conseguía su primer gol en Primera División. El Rayo se vengaba del Puertollano y le derrotaba en la Copa del Rey, con Javi Muñoz como protagonista en los penaltis. El Sorteo emparejaba a los rayistas con el Espanyol de Ivan de la Peña y Mel se cogía un enfado monumental tras la derrota del equipo en Ferrol. Con el Levante líder en la Superliga, el primer equipo alcanzaba la velocidad de crucero antes de visitar Talavera, un partido que empezó y terminó con mucha polémica. La victoria del Rayo se dejó a a Yuma en el camino, sancionado con cuatro partidos tras su expulsión.

En Noviembre el Rayo eliminaba al campeón de Copa con una victoria a domicilio tras el empate en la ida, siendo superior en la eliminatoria y quedando emparejado con el Sevilla de Juande en la siguiente ronda. Con los jóvenes cubriendo las lesiones de Míchel y Collantes, las victorias siguieron llegando a base de goles.

El último mes del año comenzó con una cómoda victoria en Balaídos, el equipo líder del Grupo I y más noticias sobre la futura Ciudad Deportiva. Con Enguix al mando de un equipo que se dispara en la tabla, desde Sevilla se acuerdan de Pepe Mel para salvar el Betis. Un empate en Lanzarote cerró el año en lo deportivo a la espera de buenas noticias en los próximos meses, mientras que Onésimo Sánchez compartía con nosotros una de las últimas notas informativas del año. Felices fiestas desde Rayo Herald.

<