Principal > General > Cómoda victoria en Balaídos

Cómoda victoria en Balaídos

Redacción Rayo Herald / Imágenes cortesía TVG

Cómoda victoria del Rayo Vallecano en Balaídos en un encuentro que se puso de cara desde el primer momento. Los de Vallecas superaron en todo momento al filial celeste y fueron merecedores de un triunfo que consolida al equipo en la parte alta de la clasificación.

Gol en el primer minuto

Antes de que se cumpliera el primer minuto de juego el Rayo ya se iba a adelantar en el marcador. Un centro de Llorens desde la izquierda rebotaba en un defensor del Celta B y despistaba al central Santi Santos que superaba a su propio portero con un desgraciado remate de cabeza. Demasiada ventaja para un Rayo con mucha moral que se iba a hacer dueño del encuentro desde ese mismo momento.

Con Cubillo y el recuperado Enguix manejando el centro del campo a su antojo ante los jóvenes jugadores celtiñas, el segundo y casi definitivo tanto iba a llegar en el minuto 20. Un balón largo quedaba dividido entre dos defensores locales que dudaban en exceso, metiendo y jugándose la cabeza Diego Torres para llevarse el esférico y plantarse solo ante Sergio, al que superaba por bajo con cierta facilidad.

Con la sensación de un partido sentenciado, el Celta B lo intentaba en alguna acción a balón parado. El técnico local introducía a Quintairos buscando que fuese el mismo revulsivo que semanas anteriores, pero el balón en el amplio terreno de juego vigués tenía un único dueño, el Rayo Vallecano, que prácticamente jugaba un rondo con los locales.

En otra jugada de fortuna iba a llegar el tercero. Una falta sacada por Albiol daba en la espalda de un defensor local, quedándose el balón muerto a los pies de Baquero que se convertía de esta manera en inesperado goleador. Descanso en Balaídos con el partido prácticamente sentenciado a favor del Rayo Vallecano.

Partido controlado

Con el marcador muy a favor y el partido bastante controlado, el Rayo Vallecano iba a dejar pasar el tiempo en una segunda mitad en la que incluso pudieron llegar más goles.

Mel daba entrada a Mauri en lugar de un Jonathan que no estuvo tan acertado como en tardes anteriores. El canterano rinde más en banda que como mediapunta, pero se ha convertido en cualquier caso y de manera merecida en uno de los habituales del once rayista.

Minutos después de que Amaya estuviese cerca de conseguir el cuarto en un remate seco que despejaba milagrosamente Sergio, el Celta B iba a conseguir su único tanto en una entrada por la banda izquierda. Yahvé ganaba la espalda de Coke y servía a placer para que Lolo marcase a puerta vacía.

Albiol y Diego Torres tuvieron inmediatamente después sendos unos contra uno que podrían haber ampliado el marcador, pero el partido no iba a presentar más novedades que el regreso de Yuma a los terrenos de juego tras sus cuatro partidos de sanción. Final con tres nuevos puntos para el casillero de un equipo rayista en plena racha de juego y resultados.

Vencen y convencen

La verdad es que a día de hoy el Rayo vence y convence. En un partido que se puso de cara desde el primer momento, los jugadores rayistas no bajaron el pistón en ningún momento. En lugar de defender el resultado, el equipo siguió presionando arriba con muchos efectivos y sin perder en ningún momento la ambición.

Precisamente ese punto de ambición y hambre por conseguir más goles, en lugar de perder tiempo y ceder la posesión del balón, es el que marca la diferencia a la hora de pasar apuros en los minutos finales. En terrenos de juego como Balaídos y ante un equipo filial con varias ausencias importantes, el Rayo puede y debe conseguir victorias de este tipo que aumenten aún más su autoconfianza y le consoliden, junto con Universidad LP y Pontevedra, como uno de los firmes aspirantes al ascenso final.

<