Principal > Opinión > Del Infierno a la Gloria
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Del Infierno a la Gloria

Este texto que vais a leer (porque lo vais a leer, ¿no?) se gestó en una cafetería de Vigo, pasada la medianoche del domingo 15 de mayo. Sentados a la mesa, este humilde periodista junto con el alma, el corazón y el cerebro de Rayo Herald. Como únicos testigos, un “pulpito” de escándalo, unas croquetas caseras “pa chuparse los dedos” y un orujo de bandera. Aquella noche les hice dos promesas a mis amigos de Rayo Herald: la primera, invitarles a unas cañas, ni la he cumplido ni tengo pensado hacerlo; la segunda fue escribir algo que “me saliera del corazón” una vez que el Rayo Vallecano hubiera consumado el ascenso a Primera División. Allá voy. Como siempre, sin guión…

Está a punto de terminar uno de los días más intensos de mi vida. No vivo para trabajar, tampoco trabajo para vivir, pero presumo con orgullo de sentir sensaciones muy fuertes cuando me pongo delante de un micrófono. Para alguien que trabaja en la radio no hay una cosa más bonita que contar alegrías, y hoy he tenido el privilegio de transmitir una GIGANTE. “Es de Primera, el Rayo es de Primera, es de Primera, el Rayo es de Primera”.

Reflexiono sobre lo vivido durante este domingo histórico que se nos escapa y me siento inmensamente feliz. Por mucha gente, por muchísima. Porque la vida es una fábrica de sueños y el sentimiento por unos colores es algo que no se explica: se siente o no se siente… y punto. Lo demás son “milongas”. ¿Cuántas veces os han dicho que estabais locos por meteros entre pecho y espalda 1000 kilómetros para ir a animar al Rayo? Pero vosotros lo volveríais a hacer una, y otra, y otra, y otra vez. Porque detrás de una paliza por carretera siempre hay un Coke dispuesto a dejarse la garganta para cantar con vosotros “La Vida Pirata”. Porque abrazarse a tu “colega” de al lado cuando marca el Rayo es FELICIDAD. Porque desgañitarse con el “A las armas” es una necesidad. Porque hay que estar en Eibar para llorar con tu equipo y en Zamora para celebrar un ascenso. Porque sí. Porque “Sin ti la vida no sería igual”.

Soy feliz por muchos rayistas. Por “Su Majestad” Míchel, el mayor RAYISTA que nunca conocí. Por “el dios del rayismo” Coke, que siempre lucirá la franja roja, en cualquier equipo, en cualquier lugar. Por Yuma, que un día me dijo: “Prefiero no volver a jugar por culpa de esta lesión que me está jodiendo la vida a ver al Rayo otra vez en Segunda B”. Por Cobeño, un “capitanazo”. Por Sandoval, un “pirao” que ha inyectado su bendita locura a todo el rayismo. Por el “abuelo” que esta mañana lloraba como un bebé delante de mi cabina cuando el Rayo daba la vuelta de honor. Por “Isi”, eterno utillero, eterno vallecano.

Por todos los que me he encontrado a las 9.45 horas en la Fuente de la Asamblea. Por Salamero, la voz del Rayo Vallecano siempre, en la tierra y en el CIELO. Por los que creyeron en este proyecto cuando el Rayo estaba en la NADA, en aquella Segunda B durísima para el club vallecano. Por la pareja de socios que lucen su bufanda de lana y a los que siempre saludo antes de los partidos en “Vallekanfield”. Por los que os habéis dejado la vida, el tiempo y el dinero en luchar por vuestro Rayo durante los últimos meses. Por Borja García (“Villaverde Power”) y Dieguito. Por los “piratas”. Por todos los que a voz en grito humedecían sus ojos esta tarde al cantar: “Barça, Madrid, el Rayo ya está aquí”. Por todos, absolutamente TODOS los que forman hoy el Rayo Vallecano de Madrid.

El Rayo traspasa la piel, cala los huesos. Cualquier periodista que se acerca al día a día del equipo termina encontrando la felicidad (¿verdad, Jesús?). Nunca olvidaré este día, me siento un privilegiado por haber contado desde la cabina 18 de “Vallekanfield” el partido más hermoso del mundo, el ambiente más bonito del mundo, la mañana más esplendorosa del mundo. El Rayo es de Primera, y lo es gracias a vosotros. Porque cuando estaba en la MIERDA os tatuasteis la franja roja para dejarle claro a todo el mundo que vosotros eráis, sois y seréis del Rayo. “Habéis sido nuestro motor”, ha dicho Sandoval esta mañana cuando ha terminado el partido.

Bernabéu, Camp Nou, Calderón, Coliseum, San Mamés, Mestalla… PRIMERA DIVISIÓN. “Mourinho, Guardiola, “Vallekas” sí que mola”. Mola mucho. Como el Rayo. Como su gente. ¡Enhorabuena a todos! Vuestro “Rayito” besa la GLORIA…

0 comments
<