Principal > Opinión > Héroe del silencio
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Héroe del silencio

José Ramón Sandoval tiene truco. Lejos de la primera línea de fuego, caminando por una senda que siempre discurre entre dos tierras, el míster franjirrojo cuenta con su maldito duende particular para navegar con éxito mar adentro. Inmersos desde hace tiempo en al gira de la conciencia, son ahora las calles inmortales de Vallecas las que disfrutan de sus conciertos.

Ismael empezó porque sí y acabará no sé cuando, hace mucho que decidió apostar por el Rock’n’Roll y ya no hay marcha atrás. “Tengo muy claro dónde vamos a llegar”, me dijo sin pestañear una de las primeras veces que coincidimos. Me contó eso y muchas más cosas. No era una declaración de intenciones, era un plan. Con los puños bien cerrados y la rabia insolente de su juventud en el banquillo, el héroe de leyenda y el héroe del silencio siguen cumpliendo punto por punto ese libreto. Y el ascenso del domingo no fue, ni mucho menos, su última canción.

Es el poli bueno cuando Sandoval es el malo malo. Quema el teléfono en la madrugada apuntando el último detalle, la última idea, la última superstición. Es el único que dice “Sando, no” cuando hace falta. Es la calma que hace falta para que el coche vaya má rápido. No es tarea sencilla, pero esculpe en ceniza el huracán de sentimientos que derrocha su buen amigo en cada partido y en cada entrenamiento.

Llegaron sin crédito y siempre lo han tenido claro: la derrota no era una opción y no había excusas. Por eso, están obligados a disfrutar de cada momento: parasiempre siempre ha sido mucho tiempo, y en su caso mucho más. Con la tranquilidad del trabajo bien hecho, ahora hay que empezar despacio a deshacer el mundo y, ya puestos, a construir las bases de un Rayo de Primera. A poco que les dejen trabajar con los músicos oportunos, estos dos entrenadores ejecutaran su plan y dentro del año nos tendremos que felicitar todos de nuevo. Isma, gracias por esta avalancha…

0 comments
<