Principal > Perfiles > Mario Bermejo, un seguro en los finales apretados
Fotografía / Rayoherald.com

Mario Bermejo, un seguro en los finales apretados

A sus 32 años, forma con José Mari una de las parejas ofensivas más veteranas de la categoría y pese al paso del tiempo, Mario Bermejo -7 de octubre de 1978 Santander, Cantabria- continúa siendo un fijo en el once inicial xerezano y su titularidad el domingo en Vallecas está prácticamente asegurada. Sin atesorar enormes registros goleadores, de su constancia y sacrificio cada fin de semana derivan gran parte de sus minutos en el terreno de juego.

Esperanza racinguista

Llegado muy joven a las categorías inferiores del Racing de Santander, el conjunto cántabro vería en Bermejo un futbolista de enorme futuro y con apenas 16 años le premiaría con el debut en la máxima categoría. Escasos minutos que aún a día de hoy le sirven para ser el jugador más precoz en jugar en Primera con los verdiblancos.

Sin un puesto garantizado en el Racing a pesar de su futuro esperanzador, fue el Athletic de Bilbao quien apostó por el jugador y decidió incorporarle a sus filas en 1996, para permanecer en un principio en el segundo equipo. Cuatro años al servicio de los bilbaínos con una cesión de por medio a la Cultural Leonesa, no fueron suficientes para confirmar el talento que desde un principio se atribuyó al jugador.

Pese a que Bermejo logró participar en algún encuentro con la primera plantilla y fue convocado por la selección, en 2000 iniciaría su particular aventura que le llevaría a pasar por nueve equipos diferentes en los siguientes diez años. Eibar, Gimnástica de Torrelavega, L´Hospitalet, Recreativo, Racing de Ferrol, Albacete, Almería, Poli Ejido y Xerez intentarían encontrar la mejor versión de Mario Bermejo.

Comienzo de cero

Con el Recreativo que llegó a disputar la final de Copa tuvo la oportunidad de demostrar sus condiciones como delantero, pero sus dos campañas alternando Primera y Segunda División fueron nefastas de cara a gol, situación que le devolvió de nuevo a Segunda B para tratar de emprender de nuevo la remontada hacia lo más alto.

Sería en su segundo año en Ferrol donde el fútbol le otorgaría un más que merecido premio a su constancia: el pichichi de Segunda terminando la temporada 04/05 con 25 goles en su haber. Una carta de presentación que le llevó hace tres años a firmar por el Xerez, donde se convirtió en uno de los mejores jugadores del equipo en su primera temporada al realizar una gran segunda vuelta que sirvió a los azulinos para alcanzar la Primera División por primera vez en su historia.

Futuro incierto

Sin resolver su situación contractual con el Xerez la cual finaliza este verano, su papel en el club andaluz continúa siendo fundamental y con actuaciones destacadas en los últimos partidos, se consolida como un experto en los tramos finales de campaña. Con opciones todavía de entrar en puestos de promoción de ascenso, Bermejo querrá demostrar la próxima jornada frente al Rayo Vallecano que todavía tiene cuerda para rato.

Conoce a los rivales del Rayo Vallecano

0 comments
<