Principal > General > Tres puntos de oro

Tres puntos de oro

Redacción Rayo Herald

El Rayo Vallecano ha arrancado tres puntos de oro del terreno del Talavera en un encuentro muy serio de los de Pepe Mel. En un partido de máxima identidad donde los goles llegaron en la primera mitad, los rayistas consiguieron resistir el resultado en la segunda parte a pesar de contar con la ausencia del expulsado Yuma.

El Rayo golpeó dos veces

Comenzó el partido con un ritmo de juego muy alto por parte de los dos equipos, acosando los locales la portería de Alberto en los primeros minutos. Un gol anulado por claro fuera de juego y un rechace de Alberto desviado por Amaya a saque de esquina daban claras muestras de que el partido no iba a ser fácil para el equipo de Vallecas.

Pero la reacción del Rayo no se hizo esperar y pronto se sacudió el dominio local, principalmente de mano Míchel. El capitán rayista buscaba con frecuencia la conexión por las bandas por donde tanto Collantes como Albiol intentaban profundizar. Iba a ser en un balón en profundidad hacia Diego Torres cuando el delantero rayista dejaba pasar el balón entre sus piernas dejando a Miguel Albiol en zona de remate. El extremo rayista soltaba un disparo que el guardameta local no acertaba a detener, aprovechando el rebote Collantes para marcar a puerta vacía.

Aún lo estaban celebrando los rayistas cuando un balón colgado sin aparente peligro al área de Alberto iba a convertirse en el sorprendente empate. El portero franjirrojo no acertaba a capturar un balón blando y dejaba el esférico a placer para que los de Talavera consiguieran el empate a puerta vacía. Vuelta a empezar y monumental enfado en la banda ante una situación que ya se ha repetido en varias ocasiones este año.

Pero iba a golpear el Rayo en una segunda ocasión. En una jugada de presión a la defensa local, Collantes y Diego Torres apretaban al central del Talavera que se veía obligado a pasar un balón en dudodas condiciones a otro de sus compañeros en la zaga. Albiol, atento y presionante, acertaba a robar el balón y se plantaba solo ante la portería local, eligiendo la opción correcta y cediendo de manera sencilla el esférico a Collantes para que de nuevo marcase a puerta vacía.

Un Rayo muy sólido

Idéntica intensidad en una segunda mitad en la que el Rayo Vallecano iba a quedar con un hombre menos en el minuto 9 tras una serie de empujones en el centro del campo. Yuma, al que por cierto ya había avisado Pepe Mel, caía en las provocaciones del jugador local y su agresión era vista por un colegiado que no dudaba en mandarle a la caseta.

No perdió la seriedad ni la compostura un Rayo Vallecano muy bien agrupado y que seguía creando ocasiones a la contra. Diego Torres y Collantes daban muestra de su velocidad e intentaban cerrar un partido que se mantenía muy abierto y en el que los locales lo intentaban con más corazón que cabeza y acierto, intentando sacar partido de un Alberto bastante nervioso e inseguro tras la jugada del gol en la primera mitad.

Mel movía el banquillo dando entrada a Enguix en el centro del campo, sacrificando a Miguel Albiol para intentar mantener el control de un partido que seguía desbocado. También entraban Mauri y J.Alvárez en unos minutos finales en los que el Talavera lo intentaba de cualquier forma mientras que el Rayo no conseguía materializar ninguna de sus ocasiones a la contra.

Así hasta un pitido final que certificaba una meritoria victoria del Rayo Vallecano en un terreno muy complicado y ante un rival que puso las cosas muy difíciles. El partido serio de los de Mel deja ver un equipo bastante compacto y mentalizado con sus objetivos. Espanyol en Copa y Fuenlabrada en Liga son las próximas paradas del equipo rayista.

<