Principal > Primer Equipo > Felines y Potele, dos leyendas franjirrojas que sueñan con el ascenso
Fotografía / Rayoherald.com

Felines y Potele, dos leyendas franjirrojas que sueñan con el ascenso

En un lateral del palco de honor, sentados con ese poso del trabajo ya hecho y disfrutando de su Rayo. Así encontramos a Felines y Potele en la previa del partido contra el Salamanca. «Este ya no se nos escapa. Creo que el gol del ascenso lo vamos a marcar en la portería de los Bukaneros contra el Elche».

Emoción contenida de dos leyendas de la franja roja

Se agarran del brazo, se miran a los ojos y recuerdan el primer ascenso del Rayo Vallecano contra el Getafe. «Si es que nos valía el empate a los dos… ¿cómo no íbamos a empatar? Casi ni me acuerdo del pase, salté de cabeza y para adentro».

Han pasado más de treinta años y de nuevo Vallecas puede volver a ser de Primera División. Si el gol del ascenso fue de Felines, también fue el entrenador del segundo ascenso allá por el año 1989. «Lo pasamos muy mal, claro que lo recuerdo. No subimos en el 88 en la promoción contra el Murcia (3-0 en la Condomina y 1-1 en Vallecas) y al año siguiente no se nos podía escapar en el último partido contra el Deportivo de la Coruña. Empezamos perdiendo y remontamos con dos goles en la portería del muro…».

Parece que se les nublan los ojos sólo de recordar los momentos vividos tras el primer ascenso. «Ni nos lo creíamos. Estuvimos dos días de fiesta después del partido, nos llevaron por Madrid en coches descapotables… nunca se me olvidará ese día», nos recordaba Potele mientras por la megafonía suena el himno del Rayo.

Encantados con el juego de los de Sandoval esta temporada

Preguntarles por el equipo de este año es oir hablar de fútbol de calidad, de toque. «Han jugado al fútbol de maravilla. Este año hemos visto partidos de lujo y nos van a sobrar varios partidos para disfrutar de los que menos han participado».

Otro tema es hablar de la situación institucional del club. «Ojalá se aclare pronto todo el tema de la venta porque los chicos no pueden estar sin cobrar casi todo el año. Es verdad que cuando jugábamos nosotros tampoco nos hicimos millonarios, pero por lo menos nos pagaban al final de mes».

0 comments
<