Principal > Primer Equipo > Un zapatazo de Piti desata la locura en Vallecas
Fotografía / Rayoherald.com

Un zapatazo de Piti desata la locura en Vallecas


Golpe en la mesa por parte del Rayo Vallecano para volver a abrazar el liderato de Segunda. El equipo franjirrojo se impuso al Real Betis con un sensacional gol de Piti en un encuentro muy igualado y que permite a los de Sandoval distanciarse a 6 puntos de los puestos de playoff.

Un partido con sabor a Primera División

Tuvieron que pasar casi dos décadas para que el Rayo volviese a ganar al Betis en Vallecas. A diferencia de aquella ocasión, ambos equipos ocupan los primeros puestos de la tabla clasificatoria y el resultado final será clave para el devenir final de la temporada. Mentalizados unos y otros de la importancia del duelo, ambos conjuntos saltaron al césped del Teresa Rivero ignorando los feos incidentes acontecidos en la previa. Esto es fútbol, y a ello van dedicadas estas líneas.

La afición vallecana respondió como se esperaba al partido. El mosaico mostrado cuando los equipos saltaron al campo, las ovaciones a Pepe Mel en el regreso a su casa y el nuevo aspecto sin vallas del campo añadieron más alicientes al encuentro. Los dos mejores equipos de la categoría tiraron de respeto durante los compases iniciales y apenas crearon ocasiones claras ante la meta rival.

No obstante, sí se pudo ver un planteamiento más conservador en el cuadro andaluz. Mel apostó por las transiciones rápidas de los suyos, mientras que el técnico local, fiel a lo visto durante la mayor parte del campeonato, intentó que sus jugadores tuviesen el balón y construyesen su juego sin prisas. Esto propició que las oportunidades fuesen mínimas. Antonio Amaya, en su regreso al once tras su lesión, fue creciendo a medida que avanzaron los minutos, convirtiéndose en la medicina ideal para un Jorge Molina gris en la noche madrileña.

El otro recuperado para medirse ante los verdiblancos fue David Aganzo. El punta se volvió a mostrar muy batallador pero no tuvo la suerte de cara al gol. Tampoco la tendría Movilla al borde del descanso, cuando no acertaba a culminar un gran pase de la muerte servido por Coke.

Otro chupinazo de Piti

A la salida de los vestuarios, la iniciativa estuvo en poder del Betis. Jorge Molina dio el primer susto a la defensa rayista en los primeros minutos. El ex franjirrojo Rubén Castro también intimidó a Cobeño con dos ocasiones. El canario, escorado en la derecha a diferencia de lo visto en su temporada en Vallecas, volvió a dar muestras de su desesperante indolencia demostrada hasta el aburrimiento en Vallecas. La afición no dudó en recordárselo.

Mediada la segunda parte llegaría el éxtasis a la llena grada vallecana. Piti enganchaba una magnífica volea en la frontal que se convertía en imparable para Casto, golpeando a un Betis que pasaba por su mejor momento. Acto seguido, Sandoval daba entrada a Yuma y Míchel en lugar de Movilla y Aganzo. Los cambios sirvieron como refresco pero no cambiaron la tónica del encuentro.

Por fortuna para los franjirrojos, el equipo de Pepe Mel bajó los brazos y apenas incordió a los rayistas hasta el final de un encuentro que también serviría para el debut con la franjirroja del joven Lass en lugar de un lesionado Piti. El pitido final de Amoedo Chas desataba la locura en la grada de Vallecas con una afición que lo tiene claro: el Rayo es de Primera.

Rayo Vallecano: Cobeño, Coke, Arribas, Amaya, Casado, Trejo, Movilla (Michel, min. 66), Javi Fuego, Piti (Lass, min. 80), Armenteros y Aganzo (Yuma, min. 66).

Real Betis: Casto, Isidoro, Belenguer (Arzu, min. 61), Dorado, Nacho, Iriney, Emana, Beñat, Rubén Castro, Jorge Molina (Miguel López, m.67) y Ezequiel (Israel, min. 45).

Goles: 1-0, min. 66: Piti de fuerte disparo desde la frontal del área.

<