Principal > General > Victoria en el último suspiro

Victoria en el último suspiro

Redacción Rayo Herald

Entretenido partido el disputado ayer en el Estadio de Vallecas en el que el equipo de Mel salió con mordiente y muchas ganas de jugar al fútbol. Por momentos se vio en el césped un juego rápido y divertido, rozando esa brillantez que se echa de menos en Vallecas. La alegría de la victoria fue aún mayor si cabe tras la espectacular remontada de los locales en poco más de quince minutos y con solo diez jugadores.

Frente al Rayo se encontraba el Cobeña, un equipo con muy buenas maneras, valiente, bien plantado y que a buen seguro estará en posiciones altas de la tabla a final de temporada. Los de Santaelena no han perdido la cara al partido y han dado una imagen muy buena para ser un recién llegado a la categoría.

Primera parte clara para los de Vallecas

Durante la primera parte el Rayo llevó el control absoluto del partido, haciendo que el balón siempre circulara por el centro del campo, siempre y cuando la inteligente disposición planteada por Santaelena se lo permitiese. Cuando el equipo rojillo conseguía bloquear tanto a Míchel como a Cubillo, se complicaba este juego de toque rápido y hacían que Amaya y su notable desplazamiento en largo pasaran a ser los protagonistas.

El juego se caracterizaba por la viveza de los dos equipos, aunque era clara la superioridad del los franjirrojos, que en el minuto 20 ya habían dispuesto de varias ocasiones de gol mientras que el Cobeña no había tirado una sola vez a puerta. Los visitantes se acercaban a las inmediaciones del marco defendido por Alberto únicamente en jugadas a balón parado.

En los últimos minutos de la primera parte, los de Santaelena se despojaron de la presión y crearon alguna que otra ocasión de peligro, despejada sin problemas por la defensa rayista.

La segunda parte, la locura

Empezaba la segunda mitad con problemas para los de Mel con la lesión de Alba, que fue sustituido por Iznata. Además el Cobeña retornaba al campo como se retiró, ordenado en defensa y peligroso en las contras.

En este escenario llegó el gol de los visitantes: Dani Ruiz golpea en el 11 un balón dentro del área que se aloja junto al palo izquierdo de Alberto, haciendo inútil su estirada. En el origen de la jugada, la defensa rayista no fue contundente en el despeje y permitió la delantera visitante encontrar la mejor posición de tiro.

Después del gol, el Rayo perdió la posición en el campo y deambulaba sin norte. Por su parte, el Cobeña no renunciaba al ataque y buscaba sentenciar, como intentara Arroyo dos minutos después en jugada personal.

Con el cambio a defensa de tres y la urgencia por empatar, el Rayo comenzó a arriesgar en exceso, lo que provocó desajustes defensivos que propiciaron oportunidades claras para los del norte de la comunidad. Parecía por momentos que se acercaba más el 0-2 que el 1-1 en el luminoso.

Uno de esos desajustes que heló la sangre a más de uno en las gradas fue el tiro de Ángel Castro al palo: el jugador rojillo encontró en el 20’ un amplio pasillo en defensa, y encaró a Alberto completamente solo. Cuando el portero estaba batido y los aficionados visitantes cantaban el gol, el balón golpeó inexplicablemente en el palo derecho y se perdió por la línea de fondo.

La expulsión de Zazo fue clave

En estas andábamos con cargamentos de sales y tilas cuando llego la jugada clave del partido, que contra la opinión de otros no fue el penalti de Carlos Alberto sino la expulsión del recién ingresado en el campo Zazo. El centrocampista recibió la cartulina roja por tras una entrada dura sobre Alex González, en una apreciación un poco estricta por parte del colegiado canario García Pulido.

La salida del campo del ex del Fuenlabrada fue el catalizador indirecto de la remontada, ya que fueron los propios jugadores los que se aliaron en busca de la victoria, victoria que empezaría a fraguarse diez minutos más tarde con el gol de Torres.

En el 77’ el pucelano realizó un control excepcional dentro del área y colocó magistralmente el balón en la escuadra de Peralta: ha sido enorme el esfuerzo que el Rayo Vallecano ha realizado para traer a este jugador, pero con goles como este, el precio pagado puede considerarse merecido.

Tras el empate el Rayo se despejó y comenzó el asalto en busca de los tres puntos. Pese a jugar con diez, se sacudió la presión y obligo al equipo de Santaelena a replegar sus líneas. Aún así las contras de los rojillos seguían siendo peligrosas. Esto, unido a que la defensa local se mostraba muy blandita a la hora de despejar los balones, hizo que Arroyo volviera a meter el susto en el cuerpo de los aficionados en el 83; esta vez Alberto sacó una pierna abajo y evitó que el Cobeña se adelantara de nuevo en el marcador.

A renglón seguido llegó la jugada del 2-1. Penalti en el 44 a favor del Rayo Vallecano después de que el balón golpeara en la mano de Carlos Alberto dentro del área. El defensa cortó la trayectoria del segundo pase de Míchel y García Pulido no dudó en señalarlo.

El lanzamiento fue perfecto: un golpeo muy suave y muy elegante que engañó a Peralta, volcándole hacia la derecha cuando el balón se alojaba en el fondo de las mallas por su parte izquierda. Esto trajo la locura a Vallecas, tanto al césped como a las gradas.

Y a sufrir. Cuatro minutos de tiempo añadido y el Cobeña sin perderle la cara al partido, Con la declarada intención de empatar, pasó el tiempo añadido entre lanzamientos peligrosos de corner y despejes al patadón. Pero esta vez no hubo sorpresas. Tres puntos merecidos para el Rayo Vallecano que hacen pensar en la ilusión de que, quizás, este año sí se cumpla el sueño de retornar a la Segunda División.

Rayo Vallecano: Alberto, Coke Andujar, Alba (47′ Iznata), Amaya, Baquero, Cubillo, Yuma (58′ R. Molina), Collantes, Albiol (65′ Zazo), Míchel y Diego Torres

CD Cobeña: Peralta, Carlos Alberto, Jerry (59′ Ángel Castro), Álex González, Toñín, Arroyo, Pelu (45′ Dani Ruiz), Rubialto (64′ Borja Aristizabal), Villafafila, Ismael y Cordón.

Árbitro: García Pulido (Canario), asistido en bandas por Múgica Suárez y Cupeiro Pérez.

Goles: 0-1 Dani Ruiz (55′), 1-1 Diego Torres (77′), 2-1 Diego Torres (P)(93′)

0 comments
<