Principal > Primer Equipo > Punto de sutura en el Teresa Rivero
Fotografía / Rayoherald.com

Punto de sutura en el Teresa Rivero


Un gol de Piti a escasos minutos para el final sirvió al Rayo Vallecano para salvar un punto en el primer partido del conjunto franjirrojo tras anunciar que se acoge a la Ley Concursal. El Nástic estuvo a punto de llevarse la victoria en Vallecas en una tarde gris marcada por un ambiente enrarecido.

El Rayo Vallecano perdió su condición de líder de Segunda tras el empate a un gol con el Nástic de Tarragona. Negar que fue un partido distinto de los de Sandoval resulta imposible. El equipo vallecano se mostró descentrado, sin la frescura que le ha acompañado en las últimas jornadas -salvo la semana pasada-. El ambiente a su alrededor tampoco acompañaba. Ni siquiera el A las armas sonó igual que otros días.

No obstante, los rayistas salieron con ganas de morder al equipo visitante. El técnico vallecano optó por dar entrada desde el comienzo a David Aganzo y Borja García en lugar de Piti y Míchel. Mal resultado el de los cambios introducidos después de lo visto en el Teresa Rivero. El juego del Rayo no tardó en diluirse, al ritmo en el que Movilla perdía protagonismo en el encuentro. Javi Fuego y Powel tuvieron las primeras ocasiones para cada bando sin conseguir batir a los respectivos porteros.

El conjunto local se empeñó en hacer llegar el balón a un Aganzo a quien se le notó falta de ritmo en la tarde vallecana. Una y otra vez, los franjirrojos estrellaban sus centros en las torres de los tarraconenses, Sergio y Mairata, expeditivos por arriba. Y en medio de este empeño, los de Juan Carlos Oliva tomarían ventaja en el marcador a raíz de una falta tan bien puesta como rematada por el holandés Powel.

El gol noqueaba al Rayo, cuyo aturdimiento se evidenció desde los once metros. Armenteros tenía la oportunidad perfecta para igualar el partido al borde del descanso con un penalti por mano de Sergio, mas Rubén Pérez sacó una magnífica mano para despejar el lanzamiento del argentino.

Empate de Piti sobre la bocina

A la salida de vestuarios, José Ramón Sandoval dio entrada a Piti en lugar de un gris Borja. El catalán fue de los más destacados en la mediocre segunda mitad rayista. Los siguientes en entrar en el partido fueron Delibasic y Piti conforme avanzaba un encuentro en el que se vio a un Rayo sobrepasado por las circunstancias. El visitante Gerardo estuvo a punto de dar la puntilla a los rayistas con un gran tiro desde fuera del área que repelió el larguero.

Acto seguido, el Nástic se quedaría con un hombre menos al ver la segunda amarilla el central Sergio. Sin embargo, un David Aganzo pasado de revoluciones nivelaba el número de jugadores sobre el césped al ver la roja directa por una entrada sin sentido y con demasiado ímpetu. Culmen de una actuación para olvidar la del madrileño.

Sin apenas juego creativo, el Rayo se avalanzó sobre la meta de Rubén Pérez. El asalto estuvo a punto de tener resultado nulo, hasta que en el minuto 89 Arribas hallaba una grieta en la defensa visitante para colar un balón perfecto a Piti, que empataba el encuentro y rescataba los suspiros de alivio de la grada y un punto que ha resultado insuficiente para que el equipo se mantuviese en el liderato de Segunda tras la victoria del Celta ante el Tenerife.

Quizá sea lo más justo después de lo visto en las últimas jornadas, debido al «mal de altura» que ha padecido el equipo desde que tomase esa posición. Huesca será la siguiente parada de la embarcación franjirroja, donde habrá que ver si la pobre imagen mostrada en los últimos choques ligueros se torna en excepción.

Rayo Vallecano: Cobeño, Coke (Juli, 72′), Arribas, Borja García, Casado, Trejo (Delibasic 55′), Movilla, Javi Fuego, Borja Gómez (Piti 45′), Armenteros y Aganzo.

Nàstic de Tarragona: Rubén, Campos, Mairata, Sergio, Fuster, Álvaro Rey, Bergantiños, Seoane, Felipe (Rodri 79′), Morán y Powel (Eloy 62′).

Goles: 0-1 38′ Powel; 1-1 90′ Piti.

0 comments
<