Principal > Primer Equipo > El balón parado volvió a jugar un papel muy importante
Fotografía / Rayoherald.com

El balón parado volvió a jugar un papel muy importante

Las jugadas a balón parado jugaron un importantísimo papel en la remontada del Rayo ante el Córdoba en el Teresa Rivero. No es el equipo de Sandoval un conjunto que base su modelo de juego en la estrategia a balón parado, sino en el control del partido a partir de la posesión de la pelota, pero frente al conjunto andaluz los de Sandoval volvieron a demostrar que trabajan y mucho ese aspecto durante la semana. Y es que los tres primeros tantos vallecanos llegaron tras jugadas que partieron del lanzamiento de un córner o una falta.

Coke una vez más

El primer gol del Rayo Vallecano, que ponía el empate a uno en el marcador tras el tempranero gol de Charles, lo anotó Coke en el minuto 14 tras una jugada que tuvo su inicio en un saque de esquina botado por Míchel. El capitán rayista sacó abierto y el balón le llegó a Armenteros, que golpeó raso y cruzado; Piti apareció en el primer palo para tocar el balón hacia el segundo y allí estaba Coke, que sólo tuvo que empujar el balón a la red.

Una vez más, el lateral derecho hacía gala de su oportunismo y conseguía un gol vital para su equipo. Es el cuarto que consigue esta temporada, cifra que le coloca como uno de los defensas más goleadores de la categoría de plata.

Más en la segunda parte

Pago caro el Rayo Vallecano un despiste defensivo de Javi Fuego, que se durmió sacando el balón y propició el segundo gol de Charles. Los de Alcaraz cogieron las riendas del partido temporalmente y tuvo que llegar la segunda parte para que el Rayo reaccionara y, a partir de ahí, no tardó mucho el cuadro de Sandoval en poner las tablas en el marcador.

Corría el minuto 4 de la segunda parte cuando tras una falta en el costado derecho los franjirrojos decidieron tocar en corto para Piti, que alcanzó la frontal del área y se perfiló para un disparo que se colaba por la misma escuadra derecha de la meta defendida por Alberto García, quien ocupaba la portería del Córdoba por la ausencia de Raúl Navas.

El golazo de Piti supuso un punto de inflexión a partir del cual el Rayo se fue decididamente a por el partido ante la leve resistencia de un Córdoba ya desbordado. La nueva marcha impuesta por los de Sandoval derivó en varias ocasiones de gol que no se pudieron concretar hasta que, nuevamente, el lanzamiento de un corner -ahora botado por Piti- terminaba con el omnipresente Coke derribado en el área.

El árbitro, que anteriormente no había sancionado una clara mano de De Coz dentro del área cordobesa, señalaba el punto de penalti. Armenteros, fiel a su cita con el gol, transformaba para poner con ventaja a su equipo. Tres jugadas que partían de una acción a balón parado y tres goles del Rayo Vallecano. Delibasic, tras un contraataque, completaba de cabeza la que es la novena victoria del Rayo Vallecano en el Teresa Rivero en once partidos.

<