Principal > Primer Equipo > Encantados con la magia de Míchel
Fotografía / Rayoherald.com

Encantados con la magia de Míchel

Corría el minuto 55 del partido en Los Pajaritos. Piti se dirigía directo al área soriana después de haber sorteado a dos rivales. El tercero no pudo sino derribarle y el árbitro pitó la falta. Era perfecta para un jugador zurdo. El propio Piti la quiso, llegó incluso a discutir con el capitán por lanzarla pero acabó aceptando los galones de un genio, Miguel Ángel Sánchez (Madrid, 30-10-1975), quien demostró en Soria que aún le queda mucha magia en su bota izquierda.

Míchel le convenció. Sabía que el pasado sábado brillaba con luz propia. Según el balón golpeaba la escuadra de la portería de Edu Navarro un torrente de recuerdos llegaban a la mente de todos aquellos que habían disfrutado de un hombre que forma parte de la historia del Rayo Vallecano. El golazo frente los rojillos supuso su 56º tanto con la franjirroja y lo celebró como si fuese el primero.

Qué mejor manera de reivindicarse ante quienes dudan de su valía, ante quienes criticaban la renovación de un futbolista que en sólo unos meses cumplirá 36 años a pesar de su eterno rostro juvenil. Qué mejor muestra de cariño a la camiseta vallecana que la rabia en la celebración del gol aunque ya hubiese marcado el primero de la tarde.

Crecido, a punto estuvo de devolver el favor a Piti minutos más tarde con un taconazo dentro del área propio de artistas, recordando al mejor Míchel I de Vallecas, aquel que encandiló años atrás y que se quedó a un pasito del debut con la Selección. Frente al Numancia, Míchel lideró a un equipo que mostró su mejor nivel de una temporada en la que el gran capitán espera cumplir su gran sueño antes de retirarse: dejar la nave rayista anclada en Primera. Ilusión por ello, le sobra.

<