Principal > General > Partido entretenido en Manresa

Partido entretenido en Manresa

Refrito de cemanresa.com / Imágenes Simón y José Manuel

El Rayo Vallecano se llevó el Trofeo conmemorativo de los 50 años de las fases de ascenso en la que visitó nuestra ciudad dos temporadas consecutivas (54-55 y 55-56). Si en aquella temporada 55-56 el equipo vallecano conseguía su primer ascenso a 2ª división, en la presente campaña tiene mimbres suficientes para volver a la categoría de plata del fútbol español.

El Manresa, por su parte, dio la cara ante un equipo profesional y mereció un mejor resultado que el que reflejaba al final el luminoso del Congost. Al menos, dos remates al palo de la portería defendida por Javi Muñoz así lo justificaría. El partido en sí fue muy entretenido. Y es que si dos equipos salen al terreno de juego a intentar jugar al fútbol, con el buen trato del balón como primer condimento, el plato resultante es el que pudimos ver sobre la hierba del Congost.

En la primera parte, aunque no hubo un dueño claro de la situación, el Rayo tuvo algo más de hechuras y mantuvo un ligero índice se superioridad respecto a un Manresa que, no obstante, salió sin complejos y puso en aprietos al rival en algunas fases del primer periodo.

En el minuto 13 pudo cambiar el signo del marcador si una falta ensayada del equipo rojiblanco local no hubiera acabado con un remate de Andreu, de cabeza, al palo de la portería defendida por Javi Muñoz; el rechace posterior lo recogió Ricky y el portero visitante salvó el primer gol de la tarde enviando a corner.

Cuando los locales aún se lamentaban de la desgraciada jugada, un pase erróneo de Ramón acabó con el balón en los pies de Iznata, quien encaró a Moreno y lo batió con un chut potente y colocado (16’). Poco después llegó una jugada que trastocó los planes de ambos entrenadores, cuando Moisés e Iznata, se iban a la ducha antes de tiempo por una agresión mutua, dejando a sus equipos con diez jugadores.

El Rayo pareció notar menos la expulsión de su goleador ya que dispuso de un par de claras ocasiones para aumentar la ventaja en el marcador. Primero fue en el minuto 23 tras un remate de cabeza de Mauri (una pesadilla) que salió fuera por milímetros. Cuatro minutos después, tras un saque de esquina, el propio Mauri remataría de cabeza al palo.

El Manresa volvió a equilibrar la balanza y dispondría de una clara ocasión de nivelar, además del juego, el marcador. Fue tras otra falta ensayada (41´) que culminó Ricky con un chut a boca de gol que salvó Javi Muñoz con los pies, prácticamente desde el suelo. A punto de llegar al descanso, tras una rápida contra, Zazo falló sólo ante Moreno y envió el balón algo desviado.

En la segunda parte ya no hubo ni el ritmo ni la intensidad del primer periodo. Sobre todo, se debió a los continuos cambios que efectuaron ambos técnicos y que, unidos a las lógicas faltas que se producen en un partido de fútbol, fueron trabando continuamente el juego. El Manresa, en la segunda mitad, llevó la manija del juego.

La entrada de algunos jugadores jóvenes por parte de Pepe Mel ayudó a ello, aunque no hay que restar méritos a los jugadores de Montes, ya que sobre el terreno de juego seguían habiendo jugadores experimentados y de gran calidad por parte del Rayo.

La ocasión más clara después de la reanudación (ocasión doble) volvió a tener tintes rojiblancos. Primero Javi Muñoz tuvo que poner una buena mano tras el lanzamiento de una falta por parte de Sucías; el posterior corner lo remató Andreu y, nuevamente, el palo se interpuso entre el jugador de Cardona y el fondo de las mallas.

Eso ocurrió prácticamente iniciada la segunda mitad; hasta el final, las ocasiones claras de gol brillaron por su ausencia, aunque uno y otro equipo tuvieron bastante llegada al área contraria. Al final el marcador no volvió a alterarse y se llegó al pitido final con la mínima victoria rayista, aunque el Manresa puede estar más que orgulloso del partido realizado ante uno de los cocos de la 2ª división B.

Si hubiera que encontrar algún pero al partido, amén de la jugada de la expulsión de Moisés e Iznata, es que los aficionados manresanos nos quedamos con las ganas de ver en acción a algunos jugadores del Rayo con más renombre, como pueden ser Michel, Olalla, Diego Torres y Raúl Molina, que no viajaron con el equipo. Desconocemos las razones de su ausencia, pero a más de uno le quedo un mal sabor de boca por no poder disfrutar del fútbol que atesoran esos jugadores.

CE Manresa: Moreno, Ribalta, Moisés, Andreu, Farrés (Uri, 74’), Sucías, Soler (Roma, 63’), Ramón (Óscar Carrasco, 79’), Jonathan (Manolo Casto, 63’), Gallego y Ricky.

Rayo Vallecano: Javi Muñoz, Coke Andujar (Hugo, 60’), Llorens (Mainz, 63’), Amaya, Alba (Ballesteros, 70’), Enguix, Borja, Cubillo (Yuma, 56’), Mauri (Armentano, 56’), Zazo (Collantes, 45’) e Iznata.

Goles: 0-1 Iznata (16’)

Árbitro: Sr. Díaz Luque.

Campo: El Congost, 190 espectadores.

<