Principal > General > RFEF y LFP buscan un nuevo modelo de fútbol

RFEF y LFP buscan un nuevo modelo de fútbol

Refrito de abc.es

El Córdoba CF puede encontrarse en el futuro un inconveniente más en el tortuoso camino que comenzó la pasada temporada para recuperar la división de plata. La Federación Española de Fútbol y la Liga de Fútbol Profesional han alcanzado un principio de acuerdo por el que las partes se comprometen a cambiar el actual modelo de fútbol nacional.

El convenio podría entenderse como el primer paso de los grandes clubes nacionales para crear un fútbol profesional (Primera y Segunda) cerrado y sin posibilidad de ascensos y descensos, que todavía a día de hoy está muy lejano. El primer paso ha sido un acuerdo que ha sorprendido al mundo del balompié.

Uno de los principales puntos del acuerdo es que los equipos de Segunda B que consigan el ascenso deportivo cada mes de junio tendrían que pagar un canon fijo antes de su incorporación a la LFP. Este sistema ya marca los ascensos a la élite en el mundo del baloncesto. Los equipos de la liga LEB tienen que aportan un pago antes de certificar su ascenso a la ACB. En el caso del fútbol, ese canon se recuperaría en el supuesto de descenso de Segunda a Segunda B (es decir, de salir de la LFP).

El regreso de los históricos

Sin embargo, la novedad más destaca podría ser la «legalización» de la cesión de derechos deportivos en el mundo fútbol. Esto supondría que un equipo de Primera o Segunda pudieran vender su plaza a una entidad de inferior categoría, lo que teóricamente podría facilitar el acceso de muchos históricos nacionales (Rayo Vallecano, Granada, Córdoba, Terrassa…) al fútbol profesional sin necesidad de logros deportivos.

La venta de plazas está plenamente abierta en otros deportes, como el voleibol. El último caso fue la cesión de derechos de la plaza de Superliga del conjunto cordobés Adecor Inversa 3000 al Alicante hace apenas un mes. A pesar del acuerdo inicial, la vialidad de este nuevo modelo del fútbol está en entredicho, ya que los modestos difícilmente aceptarán las terribles condiciones de los más fuertes.

<