Principal > Reportajes > Internacional Luis Cembranos

Internacional Luis Cembranos

Un 26 de enero de 2000, hace nada más y nada menos que 11 años, Luis Cembranos saltaba al césped de Cartagonova para debutar con la selección española. El centrocampista leonés, que vivió sus mejores momentos como futbolista vistiendo la elástica franjirroja, es el protagonista del próximo reportaje de Rayoherald.com.

Un talento castigado por las lesiones

Cuentan los que saben de esto que un día maravilló en Old Trafford y que Ryan Giggs aún se acuerda de él. Su rodilla derecha dijo basta una tarde y la primera triada le mandó al olvido en el equipo de Cruyff. Recuperado para el fútbol cruzó de acera para aterrizar en Montjuic. De nada sirvió el cambio de aires, porque la misma rodilla volvió a romperse. Esta vez eran los ligamentos cruzados y el menisco.

Los aires de grandeza y la Copa de Europa dieron paso a la Avenida de la Albufera. Así es la vida. Rayoherald.com estuvo en Vallecas con Luis Cembranos (Lucerna, 1972), recordando la historia del que para muchos ha sido uno de los mejores futbolistas que han vestido la franja roja.

Un ascenso histórico

Así recordaba el último ascenso a 1ª división del Rayo Vallecano. “Cuando el autobús llegaba a la Fuente de la Asamblea no nos lo podíamos creer, era impresionante. Habíamos ganado 0-2 en Almendralejo y lo teníamos casi conseguido. Ellos eran los que estaban en 1ª división y entrenados por Rafa Benítez. En Vallecas volvimos a ganar 2-0 y todo el mundo salto al césped. Todavía se me pone la piel de gallina cuando lo recuerdo. Nunca podré olvidar ese día”.

[..] cuando el autobús llegaba a la Fuente de la Asamblea no nos lo podíamos creer [..]

Otra fecha está marcada en la vida del ex jugador vallecano y en los anales del club: 26 de enero de 2000, Estadio Cartagonova. Partido amistoso España–Polonia. En el minuto 76 el árbitro francés Eric Poulat recibe la llamada de su asistente. Se produce el tercer cambio en el combinado español. A la banda se acerca un mago del balón que deja paso a Luis Cembranos. Era Valerón, casi nada.

Han pasado once años desde ese día y el suizo-leonés se deja ver de vez en cuando por Vallecas para recordar el estadio que le vio jugar como los ángeles, pero que también le dijo adiós como nunca se mereció.

Del cielo al infierno con la camiseta del Rayo Vallecano

Vivió todo en muy poco tiempo: el ascenso a 1ª división contra el Extremadura, el año en la UEFA, y por desgracia, los dos descensos de categoría consecutivos, que le dejaron marcada su trayectoria. “Tuve la suerte de estar en los momentos más grandes del equipo, ascender, jugar en Europa, debutar en la selección… pero también el infierno de bajar a 2ª división B y tener que dejar Vallecas por la puerta de atrás”.

Le han preguntado mil veces el por qué de esos dos descensos seguidos y Cembranos no se muerde la lengua. “El Rayo se fue para arriba, muy alto, creció deportivamente como nunca, fuimos líderes varias semanas, se llegó a cuartos de final en la Copa de UEFA, pero no se supo absorber esa situación”, recuerda el que fuera jugador franjirrojo.

Para Cembranos, “las estructuras no valían, las plantillas eran muy cortas y estaban descompensadas para hacer durar esa situación positiva. Cuando se quiso resolver ya era tarde. Creo que los cuatro años en 2ª B habrán valido para no caer en los mismos errores, para planificar las cosas con más cabeza. Por ejemplo ahora hay una Ciudad Deportiva para entrenar de forma habitual, e incluso he oído hablar de un posible campo nuevo, que seguro que se hará y habrá un Rayo más grande aún”.

[..] los cuatro años en 2ª B habrán valido para no caer en los mismos errores, para planificar las cosas con más cabeza [..]

Es un sábado de fútbol de 2ª división en Vallecas. En la grada sigues viendo libretas por doquier y entrenadores que miran a Sandoval por el rabillo del ojo. A un lado está Alcázar, al otro Antonio Calderón y por el césped bien podría estar Onésimo dando órdenes. “Son coincidencias que tiene el fútbol, y nos hemos encontrado varios ex jugadores a la vez. Es muy bonito venir a este estadio, recordar viejos momentos, y muchos de ellos muy importantes en mi carrera deportiva”

De su época sólo queda Míchel. El resto son nuevos y algunos seguro que no saben ni quien es él. El fútbol tiene esa memoria de cristal. “Ver aquí aún a Míchel es muy bonito. Hemos recordado momentos, situaciones, pero sobre todo hemos hablado de presente. Este Rayo ha empezado muy bien, pero esta categoría es muy complicada. Basta con ver como un equipo como el Tenerife, que debería ser firme candidato a volver a 1ª división, tiene muchos problemas para adaptarse, que el Betis parece que lo tiene todo hecho y esto es larguísimo, o que el mismo Celta, que lleva muchos años en 2ª división, por fin parece que tiene un proyecto de ascenso”.

[..] este Rayo tiene todos los ingredientes para hacer una muy buena temporada [..]

Saber la opinión de Cembranos, con su experiencia es más que válida y ve al equipo con las ideas claras desde el principio. “No se puede negar. Este equipo está muy compensado, se ve que se está trabajando muy bien, todo el mundo parece que tiene muy claro su lugar y lo que tiene que hacer. Tiene todos los ingredientes para hacer una muy buena temporada: jugadores jóvenes, gente con experiencia y varios fichajes con ganas de hacer cosas importantes”.

Lejos queda ese verano de 2004 cuando fue despedido del Rayo. Apartado del equipo durante un mes junto a Paco y Xavi, un día les llamaron para decirles que no volvieran, que les habían echado. Se les negaron hasta los 20 días de indemnización mínima por ley, amparándose en una “crisis” económica. Nadie lo creyó. A Cembranos el club no le perdonó nunca la denuncia por impagos ante la AFE.

Luis se volvió a León, a su tierra. Dejó Vallecas con el amargor reciente y se empezó a preparar para ser entrenador. En 2005 Rayoherald.com ya informó de que estuvo a punto de ser jugador del Huracán Z. En 2007 sí que llegó al equipo leonés, pero ya como entrenador del club de Trobajo del Camino, de la Tercera División.

[..] ahora estoy moviéndome poco a poco, buscando alguna propuesta interesante [..]

Allí entrenó casi tres temporadas hasta que en diciembre de 2009, la mala racha de resultados le devolvió el sabor amargo del fútbol. “Han sido tres años entrenando bonitos y duros a la vez. La 3ª división no es fácil, y eso sí que son campos difíciles, malas instalaciones,… ahora estoy moviéndome poco a poco, buscando alguna propuesta interesante. Tengo toda la familia establecida en León y allí las posibilidades son limitadas y hay que salir fuera a trabajar”.

Cembranos se va por Payaso Fofó driblando como en su época, con la cara alta y el balón pegado al pie. La gente le reconoce por la calle, algunos le piden hacerse una foto y le recuerdan su gol en Copa del Rey al Athletic, otros el penalti que certificó la clasificación en Burdeos, y los menos el 0-1 en el Francisco de la Hera a Gaspercic, que significó el comienzo del último ascenso a 1ª división.

0 comments
<