Principal > Primer Equipo > El Celta da el primer disgusto del año en Vallecas
Fotografía / Rayoherald.com

El Celta da el primer disgusto del año en Vallecas


Mazazo a las ilusiones del Rayo Vallecano en el primer partido del año. El conjunto de José Ramón Sandoval se estrenó en 2011 con una derrota (1-3) en el Teresa Rivero ante uno de sus rivales directos por el ascenso, el Celta de Vigo, que se sobrepuso al gol de Coke y acabó con la imbatibilidad de los franjirrojos en Vallecas.

Buen arranque del Rayo Vallecano

Tropezón rayista en el inicio del nuevo año. Tras dos partidos consecutivos lejos del Teresa Rivero y el parón navideño, la afición local volvía a poblar el estadio con la sed por saborear el buen fútbol que hasta ahora habían exhibido los suyos. Como telón de fondo, una espléndida mañana; como actor invitado, un equipo el vigués que no se quedó en mero invitado a la fiesta y que con algo de fortuna acabaría llevándose los 3 puntos del fortín vallecano.

Sin embargo, a pesar del resultado final el arranque del encuentro de los franjirrojos fue más que prometedor. Los rayistas salieron en tromba, hambrientos de gol y rozándolo ya desde el minuto 3, cuando Armenteros envíaba el balón al larguero tras perfecta combinación con Movilla. El Celta, aún con la cabeza fuera del partido, no tendría apenas tiempo para reaccionar antes de que el equipo local se adelantase en el marcador. Coke en su mejor versión comenzaba y finalizaba una jugada en la que los vallecanos demostraron el espléndido toque que atesoran.

Al gol del canterano estuvo a punto de seguirle otro de Movilla, que recibió tras una jugada mágica de Trejo pero cuyo disparo acabaría frustrado en la madera. Los de Paco Herrera, testigos de lujo de la avalancha de fútbol vallecana, se desperezaron poco a poco movidos por un Cristian Bustos que acabaría convirtiéndose en el faro vigués hacia la victoria.

Hasta el descanso las ocasiones seguirían cayendo del lado rayista. Armenteros lo intentó y Aganzo, que durante todo el partido volvería a dar una nueva exhibición en la lucha de balones aéreos, logrando incluso un gol que el árbitro anuló por presunta falta mientras ejecutaba una espectacular chilena. El delantero madrileño tendría la más clara en un remate de cabeza a un saque de esquina. El ’11’ no ajustaría su remate y Falcón se lució con un estupendo despeje.

El partido seguía abierto y el Celta aprovechó los errores locales

Con la sensación de haber podido llegar al descanso con algún gol más, la reanudación se atragantaría al cuadro de Sandoval. Sin apenas tiempo para haberse asentado en el campo, los celestes empataban el encuentro gracias a un gol en propia puerta tan inexplicable como imperdonable. La indecisión y confusión entre Arribas y Cobeño le iba a costar muy cara al Rayo Vallecano.

El tanto rompió a los locales, que recibirían el segundo bofetón unos minutos más tarde. De Lucas ganaba la espalda a Casado para ponérsela a David Rodríguez, quien batía a Cobeño casi sin oposición. El segundo gol estuvo acompañado de polémica, ya que el linier levantó el banderín pero luego lo bajó, por lo que el árbitro dio validez a la jugada.

La incredulidad se apoderó de los aficionados locales e incluso de los visitantes, que unos minutos antes no se podían ni imaginar el 1-2 que ya reflejaba el marcador. Lejos quedaban ya aquellos minutos de un Rayo Vallecano imparable y brillante. Michu fue creciendo en la medular celeste y el equipo franjirrojo no supo reponerse a los zarpazos propinados por los gallegos, quedando atrapado por la ansiedad y unas prisas que como es habitual no conducían a nada bueno.

Borja García, Juli y Delibasic no consiguieron cambiar la dinámica de un equipo al que la suerte acabaría por abandonar del todo en el tercer tanto visitante. De nuevo Michu colocaba un sensacional pase a De Lucas, perseguido por Amaya, quien se rompía en la carrera y permitía al jugador celeste llegar sin oposición al área rayista para colocar el balón en el pie de David Rodríguez, que lograba el gol definitivo.

Con los brazos bajados y con diez sobre el campo por la lesión del central, el cuadro franjirrojo acabó a merced de los celestes, que aprovecharon todo lo acontecido en la segunda mitad para convertirse en el primer equipo de la temporada en llevarse los tres puntos del Teresa Rivero. Además, el resbalón de los franjirrojos les hace perder el segundo puesto en la tabla, con Xerez, Cartagena y FC Barcelona B como próximas piedras de toque antes de acabar la primera vuelta del campeonato.

Rayo Vallecano: Cobeño, Coke, Arribas, Amaya, Casado, Javi Fuego, Piti (Borja, min. 61), Movilla (Delibasic, min. 72), Trejo, Armenteros y Aganzo (Juli, min. 79).

Celta: Falcón, Hugo Mallo, Jonathan Vila, Catalá, Roberto Lago, Bustos, Alex López, Michu, Trashorras (Joan Tomás, min.73), De Lucas (Papadopoulos, min.90) e David (Dani Abalo, min.88).

Goles: 1-0, min. 7, Coke tras una bonita combinación en ataque, 1-1, min. 48, Arribas, en propia puerta., 1-2, min. 53, David Rodríguez aprovecha una contra, 1-3, min. 82, David Rodríguez cierra el partido con un disparo desde dentro del área.

<