Principal > El Club > Felipe Miñambres repasa el 2010 del Rayo Vallecano
Fotografía / Rayoherald.com

Felipe Miñambres repasa el 2010 del Rayo Vallecano

«Seis meses de mucho sufrimiento y seis meses de muchas alegrías». De esta manera resume Felipe Miñambres el año que termina para el Rayo Vallecano, un 2010 en el que vivió momentos de angustia durante su paso por el banquillo del Teresa Rivero y que finalmente ha terminado disfrutando desde su puesto natural en la secretaria técnica.

Con la tranquilidad que da la segunda posición en la tabla, Miñambres repasa con nosotros lo acontecido en el año que termina mañana, afrontando temas de actualidad como la situación económica del club, las posibilidades de entradas y salidas, el rendimiento del nuevo proyecto comandado por José Ramón Sandoval en el banquillo o incluso su propio futuro en la entidad franjirroja.

El 2010 comenzó en forma de pesadilla para el Rayo Vallecano. ¿Recuerdas ese arranque de año o no quieres ni pensar en ello?
«Los primeros meses del año fueron malos. Fue algo que no se había producido desde que yo lllevaba en el club, vino una racha mala de partidos perdidos y empatados y se tomó la decisión de cambiar a Pepe. Después de evaluar las alternativas se decidió que lo menos traumático era que yo volviera a los banquillos y a partir de ahí cambió mi ocupación dentro del club».

La situación fue incluso peor de lo esperado y se vivieron momentos difíciles a todos los niveles. ¿Cómo se vivía desde dentro?
«Fue complicado, ganamos algunos partidos pero no evitábamos el descenso, fue una situación angustiosa para todos, aficioandos, jugadores y técnicos. También sirvió para conocer muchas situaciones y nos toca sacar cosas positivas de situaciones negativas como esa».

Y ahora las cosas han cambiado radicalmente. ¿Te lo esperabas en verano?
«La primera parte del año fue mala y la segunda está siendo fenomenal. Estamos muy contentos de cómo están funcionando las cosas, de lo que está mostrando el equipo y el cuerpo técnico. Han sido seis meses de mucho sufrimiento y seis de muchas alegrías».

Hablando de ese último verano. ¿Cómo viviste esa elección de tu sucesor en el banquillo?
«Desde que llevo en la casa en el tema de los entrenadores le gusta tener peso a la familia Ruiz-Mateos. Así como en los jugadores depende mucho más de la dirección deportiva y la familia, después de hablar con Sandoval, decidió que Jose Ramón fuera el entrenador. A partir de ahí nada, a trabajar juntos, hablar de jugadores y planificar la temporada».

¿Te ha sorprendido que funcionase todo tan bien desde el primer momento? ¿Como se trabajó en esos compases iniciales?
«Él tenía claro que debía contar con gente joven de la cantera que estuviera de manera fija con el primer equipo como Arribas y otros que tuvieran ficha con el filial pero que se pudieran ganar un puesto, como es el caso de Borja García. También se trabajó en la remodelación amplia de la plantilla, aunque en Segunda casi todos los equipos cambian muchos jugadores. Nos quedamos con lo veteranos que pensamos iban a sumar y creamos una plantilla con menos jugadores que otros años y con un protagonismo de la cantera superior al de años anteriores desde que yo llevo aquí, incorporando también algunos cedidos que teníamos en la agenda, unos conocidos como Amaya y otros que seguíamos como Armenteros, Brayan o Trejo».

Y el resultado de momento es inmejorable, con el equipo todas las jornadas en puestos de ascenso
«Se nota que las victorias hacen que esté todo más tranquilo y se viva un ambiente más favorable que en la última etapa de Pepe Mel o cuando yo estaba al frente del equipo. Tenemos que ser humildes, no nos podemos confiar porque estábamos así el año pasado y la Segunda es muy traicionera».

¿Puede volver a pasar lo del año pasado después de Navidad?
«Este año es un poco diferente, hay más puestos de playoff y eso cambia las cosas. El año pasado cuando vimos que no llegábamos arriba el equipo se dejó llevar un poco y luego te cuesta porque los de abajo aprietan. Eso este año no va a pasar, el equipo va a estar en la pelea y lo que tenemos que tener es tranquilidad».

¿Cómo ves el 2011? ¿Dónde estará la clave para conseguir el objetivo?
«Sabemos que es una competición muy larga en la que pueden llegar las derrotas. Igual que hemos afrontado las victorias desde el trabajo y la humildad que ha impuesto el cuerpo técnico tenemos que ser conscientes de que se pueden perder partidos y no pasa nada, es parte del juego y en Segunda el que se mantiene más tranquilo es el que finalmente consigue los objetivos. Eso es lo que tenemos que transmitir a todos, jugadores, cuerpo técnico y afición. Las rachas negativas se pueden dar, pero estando unidos y sabiendo que tenemos buenos mimbres seguro que estaremos en la pelea».

Pero hay un punto negro en toda esta dinámica positiva y ese es el de los impagos, las denuncias, los pagarés y todos los problemas economicos que rodean al fútbol en general y al Rayo Vallecano en particular
«Sabíamos que era una situación que se podía producir, hay menos de lo que esperábamos y los jugadores que están en el club saben cual es la situación. Se ha llegado a acuerdos con los jefes para cumplir unos compromisos de pago que se están cumpliendo. Sabemos que es un momento complicado no sólo en nuestro club sino en muchos otros y los jugadores se han centrado únicamente en trabajar y hacer sus cosas, eso hay que valorarlo en un momento en el que toca apretarnos el cinturón. Siempre se ha hablado del siguiente partido y del siguiente rival, los jefes están haciendo todo lo posible y eso es lo más importante para nosotros. No nos hemos distraído en situaciones más complicadas y no lo vamos a hacer ahora».

¿Os afecta mucho que la LFP no os deje hacer fichajes o no se piensa en refuerzos en ningún caso?
«Si pudiéramos hacer miraríamos algo, pero tendría que ser una situación muy especial y muy buena de alguien que viniera en las mismas condiciones en las que están los demás. No podemos pedir un esfuerzo a la gente que está y luego hacerlos por otro sitio. Tenemos que confiar en la gente que está, unos han dado un nivel muy alto y otros no tanto pero seguro que pronto lo alcanzarán. Confiamos en lo que tenemos y no es una situación que nos distorsione mucho, aunque nos gustaría tener la tranquilidad de que las cosas van por el mejor camino posible. Lo importante son los que están, no los que podrían venir».

¿Y el recorrido inverso? ¿Habrá salidas?
«La única posibilidad ahora mismo es la de Yuma porque el chico no está jugando mucho. Es muy pronto porque el mercado se abre el próximo lunes, pero nos gustaría un sitio donde pudiera crecer, supongo que en Segunda B habrá muchas opciones pero nos gustaría incluso algo mejor si es posible».

Si no estamos mal informados por Borja Gómez también ha preguntado más de uno…
«Son jugadores apetecibles por otros clubes, Borja nos han llamado preguntando varios equipos de Segunda, incluso algunos de nivel, pero es un jugador importante para nosotros. La temporada es muy larga, cuando el míster ha contado con él ha cumplido bien. Es un hombre importante de nuestra plantilla, que es muy buena, y el entrenador decide quién juega».

…y algo parecido ha pasado con Susaeta, ¿correcto?
«Por Susaeta se han interesado varios equipos pero es un jugador importante para el cuerpo técnico. De momento, si las incorporaciones están complicadas lo que no pretendemos es debilitarnos».

Hablando del mercado de fichajes, has tenido opciones de salir al Hércules y acabas contrato el próximo verano. ¿Cómo está la situación? ¿Piensas en seguir en el Rayo Vallecano o en estudiar otras opciones?
«Estoy muy contento aquí, claro que me halaga que haya equipos que se interesen por mi trabajo, pero me encuentro muy bien en Vallecas y en este club. No me preocupa en exceso, pienso en alcanzar los objetivos que nos proponemos, que el eqiupo siga igual de bien y las cosas cuando tengan que venir vendrán. Todavía es pronto, en cualquier circunstancia igual o incluso menor que cualquier otro equipo yo me quedaría en el Rayo. No me preocupa la categoría y ya te digo, aún en condiciones inferiores, me quedaría en el Rayo Vallecano».

Pastore, Beausejour…son nombres que estuviste siguiendo muy de cerca pero que al final no vinieron al Rayo Vallecano. Con el tiempo se ha demostrado que eran buenas opciones y apuntan a equipos grandes. ¿Te desanima como secretario técnico ver que no se puede realizar esa inversión inicial a la hora de apostar por jugadores con talento?
«Es cierto que a uno le gustaría disponer de algo más de dinero porque a veces se dan oportunidades únicas. Hay cosas marcadas como lo de Pastore, que revisando el otro día el archivo comprobamos que nosotros ya nos interesamos en 2008 y su agente cuando viene a España me recuerda que fuimos los primeros y es cierto que fastidia un poco. Está claro que no me quiero meter en operaciones altas que supongan un riesgo para la casa, pero hay otras como esa con poco dinero como esa de Pastore o la de Beausejour, que estaba casi todo hecho y no era una cantidad muy alta. A veces piensas que hay operaciones seguras, pero al final hay que poner el dinero y por eso uno también quiere ascender, porque en Primera debe haber un poco más de margen para operaciones que al final sean rentables para el club y que la entidad salga beneficiada del trabajo realizado».

Trackbacks

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Planeta Rayista. Planeta Rayista said: RT @rayoherald: Entrevista de cierre del 2010 con Felipe Miñambres, director deportivo del Rayo Vallecano http://bit.ly/gG7Tib #rayovall … […]

<