Principal > El Club > 10 kilómetros de San Silvestre con José Ramón Sandoval
Fotografía / Rayoherald.com

10 kilómetros de San Silvestre con José Ramón Sandoval

El entrenador del Rayo Vallecano cumplió su promesa y completó los diez kilómetros populares de la San Silvestre Vallecana. Rayoherald.com quiso acompañar a José Ramón Sandoval en este trayecto con una entrevista de pregunta por kilómetro.

Debut en la San Silvestre

Acompañado por su segundo entrenador Ismael Martínez, el técnico madrileño pudo sentir por primera vez el calor de las calles de Vallecas en la última noche del año. «El tramo de la Avenida de la Albufera se me hizo muy duro, son impresionantes los gritos de ánimo de todo Vallecas», comentaba una vez superada la línea de meta.

Satisfecho por haber completado el reto -más de uno en la plantilla no lo tenía muy claro- Sandoval cambió el chip de manera inmediata y ya sólo pensaba en los tres puntos frente al Celta para empezar con buen pie en el 2011.

km1 – Gol de Borja en Hospitalet. El primer equipo se salva finalmente y te acercas al banquillo del Rayo Vallecano, ¿Cómo se viven esos momentos?
«Con una gran satisfacción personal por haber alcanzado uno de mis sueños. Para mi era como recoger el fruto de un trabajo de varios años. Ascender con el filial y tener la oportunidad de entrenar a todo un Rayo Vallecano es lo máximo que podía imaginar».

km2 – El sueño se hace realidad. Pretemporada sin problemas y cinco victorias en las cinco primeras jornada de Liga. Te estás jugando mucho y lo sabes. ¿Qué te encuentras ese verano y cómo se consiguen esas cinco victorias seguidas?
«Llegamos con un trabajo muy estructurado, sabiendo que era una gran responsabilidad lo que teníamos entre manos, pero sobre todo con una fe enorme en nosotros mismos. Con esas cinco victorias el trabajo daba sus frutos y las sensaciones no podían ser mejores, siempre sabiendo que había que tener los pies en el suelo».

km3 – Anquela y los amarillos os ponen los pies en la tierra. ¿Cómo fue esa mañana de domingo?
«Ese día nos enseñó mucho a todos, jugadores y cuerpo técnico. Se habló de «alcorconazo» y es verdad que no se jugó bien y se perdió merecidamente. El problema es que muchos pensaron que no íbamos a perder nunca y nos pasaron por encima».

km4 – Miras atrás y ¿para quien es el primer recuerdo?
«Sin duda, para dos personas que están en el cielo, que seguro que están disfrutando mucho con este Rayo y que están viendo desde allá arriba que estoy cumpliendo un sueño con lo que estoy haciendo: mi padre y la madre de mi mujer».

km5 – ¿Te imaginas entrenando en 1ª división el año que viene?
«Sí, sin duda, y ahí está toda mi fe puesta, porque si no lo creyera así no estaría ahora mismo entrenando al Rayo Vallecano. Cuando la familia Ruiz Mateos apostó por mi el pasado verano yo también me la jugué sabiendo que iba a por todas».

km6 – Betis. Pepe Mel. Goleada. Dolor. Rabia. ¿Duermes algo esa semana?
«Fue una semana muy difícil, seguramente la que más. Especialmente porque lo que pasó y se dijo no se ajusta a la realidad de ese partido. Salieron durante la semana algunos «resultadistas» y me tocó aislar al grupo para que no les afectara y siguieran creyendo en nuestro trabajo».

km7 – En verano se dudó de tu capacidad a la hora de gestionar un vestuario profesional, inexperiencia, etc…
«No me gusta juzgar a las personas sin conocerlas y mucho menos que me lo hagan a mi. Creo que todos tienen derecho a demostrar su capacidad, a tener una oportunidad, y nosotros creo que nos la habíamos ganado a pulso. Un vestuario está lleno de chavales más o menos inexpertos y todo es cuestión de saber llevarlos».

km8 – El día del ascenso en la Fuente de la Asamblea, hablabas de un amor platónico por el Rayo… ¿Podrá haber otro si te falla?
«No, soy rotundo. Ese día dije que yo soy de una sola mujer. Me costó convencer a los padres de la novia en su momento, pero a base de utilizar algunas astucias comprendieron que me dejaba llevar por el amor y la pasión a estos colores…».

km9 – El Helmántico. Pítido final. Vida pirata de los aficionados franjirrojos. Te acercas y la grada canta tu nombre. ¿Qué piensas en ese momento?
«Esta afición me ha dado a mi ya más de lo que yo les he podido ya dar. Vivo en deuda con ellos, y ese día vuelvo a Madrid pensando en que hay que volverles a hacer felices muchas veces más, porque se lo merecen».

km10 – El camino por recorrer es todavía largo. ¿Cómo lo visualizas?
«Sobre todo con mucha ilusión. El camino ha recorrer es aún muy largo, pero estamos muy ilusionados. Las jornadas nos han enseñado a ser pacientes, a aprender tanto de las derrotas como de las victorias. A los jugadores siempre les digo que ya no hay que mirar hacia detrás nunca, que por delante sólo está el Betis y ellos son el objetivo a alcanzar».

0 comments
<