Principal > General > Keller, referente de la selección americana

Keller, referente de la selección americana

Refrito de laopinion.com

Kasey Keller es el referente del arco norteamericano. Lo fue, lo es y cree que lo seguirá siendo por mucho tiempo más, según sus propios cálculos y aun cuando en noviembre cumplirá 37 años.

Keller llega con tintes de ídolo a su cuarto Mundial, sin embargo, pese a que ha sido el portero más regular de Estados Unidos en la última década, sólo le ha tocado vivir los momentos más difíciles para su país en Copas del Mundo.

Siendo casi una adolescente fue como el portero suplente a Italia 1990, un poco más maduro se perdió el Mundial de 1994, donde Tony Meola ganó ambas partidas en base a experiencia.

En 1998 llegó su oportunidad. Luego de jugar una gran eliminatoria, se encontró en Francia con la peor actuación de los estadounidenses en un Mundial, ya que luego de tres derrotas consecutivas finalizaron últimos y debieron retornar a casa tras la primera ronda.

Su regularidad habló por sí misma y la suerte le volvió a sonreír. Su regreso fue impresionante en el camino a Corea/Japón, donde a unos días antes de iniciarse el torneo debió retirarse ante una recurrente lesión en la rodilla derecha, dándole paso a Brad Friedel, quien se llevó las palmas en la notable actuación estadounidense, que incluyó su paso hasta los cuartos de final.

Siendo el mejor, Keller no ha vivido los Mundiales como tal.

«Queda un poco la espinita del Mundial anterior, porque sí me hubiera gustado jugarlo, pero estoy en un buen momento y creo que nos quedan aún muchas cosas por hacer. Igual, aunque me hubiera gustado jugar la Copa en Corea, disfruté mucho con el trabajo de mi selección, que viene de cumplir una gran actuación. Nuevamente nos toca un grupo difícil, pero igual, tenemos todos los argumentos para retirarnos triunfadores del torneo».

Keller es un trotamundos, luego de cumplir con una gran actuación en la Liga Inglesa, de militar en España con el Rayo Vallecano, y recalar en Alemania con el Borussia Monchenglabdach, llega a con un cúmulo de experiencia a este Mundial donde se espera mucho del equipo norteamericano.

«Recuerdo muy bien en 1990 cuando llegamos a una Copa del Mundo, luego de mucho tiempo sin participar, y nadie daba nada por nosotros. De hecho, fue un mal torneo. Poco pudimos hacer, y luego las cosas se dieron para que cuatro años más tarde se pudiera cumplir con una buena actuación jugando en casa. Hemos ido paso a paso y ahora es el momento de salir con todo a ganar», sintetiza Keller, quien lucha por el puesto con porteros más jóvenes como Marcus Hahnemann y Tim Howard.

Su propio entrenador, Bruce Arena, avala su trayectoria y su titularidad.

«Esto no es cuestión de saber cuántos años tengo, sino de entender si estoy en el nivel adecuado para jugar. Creo que sí, el técnico también lo entiende, entonces, todo está bien», concluyó.

<