Principal > Opinión > Dejen los miedos en casa
Fotografía / Rayoherald.com

Dejen los miedos en casa

El rayismo esboza una sonrisa después de años de sufrimiento. El ambiente, imposible de respirar a finales de la pasada campaña, ha cambiado mucho en una Avenida de la Albufera que sueña de nuevo con un equipo de primera. Para que esa sonrisa se acabe de dibujar sólo falta una cosa: un golpe sobre la mesa con una victoria de campanillas fuera de casa.

Tan fácil es decirlo como difícil hacerlo, porque se trata de jugar bien y ganar. Ojo, no de jugar mal y ganar ni de jugar bien y perder. No, esos cromos lejos de Vallecas ya los tenemos y no queremos repetidos. Hablamos de jugar jugar bien, divertirse y superar a domicilio a un rival de mucho nivel para presentar y asegurar de manera todavía más explícita -muy pocos son a estas alturas los que dudan- que este nuevo proyecto del Rayo Vallecano tiene como único objetivo subir a Primera División.

Está claro que el gesto no sería ni mucho menos definitivo, pero la confianza crecería de manera exponencial. Además, los pupilos de Sandoval cuentan con la ventaja de un expediente casi impecable en el Teresa Rivero, por lo que salir temeroso o dubitativo al Estadio de Gran Canaria no tendría ningún sentido. Con ese margen de seguridad, es la hora de disfrutar del momento y dejar los miedos inútiles en casa.

La opción conservadora, la de salir con la idea de sumar un punto, la de perder tiempo en los saques de puerta y la de no ir a por la victoria desde el primer minuto, a buen seguro que conducirá al vídeo de Marcos Márquez que acompaña este texto. Más detalles en el doloroso «El Rayo Palma» de mayo de 2006. La opción valiente y atrevida, por la que todos apostamos y esperamos ver, terminará en algo similar a la «Zara-gozada» de enero del 2009. No hace falta decir la que prefiere el rayismo.

Trackbacks

  1. […] This post was mentioned on Twitter by amancebog, Rayoherald.com. Rayoherald.com said: Artículo de opinión. Dejen los miedos en casa. http://bit.ly/ep1wG2 #rayovallecano […]

<