Principal > General > 32.500 aficionados llevan en volandas a Las Palmas

32.500 aficionados llevan en volandas a Las Palmas

Refrito de marca.es

Las Palmas resurge ante otro histórico de Primera división y dio un paso de gigante para asegurarse su presencia en la fase de ascenso a la División de Plata. En un Estadio de Gran Canaria lleno hasta la bandera, más de 32.500 espectadores gozaron de un triunfo agónico ante un Rayo Vallecano que prácticamente dijo adiós al sueño del ascenso.

Un penalti a Marcos Márquez, arrollado por dos defensas en la recta final del choque, dio tres puntos de oro al equipo canario en la recta final de un partido abierto, que pudo caer de cualquier lado. Amaya intentó descentrar al delantero amarillo, que no cayó en la trampa y mandó el balón fuerte y alto a la red para acabar con su sequía goleadora en el mejor momento. El tanto, a pesar de que Míchel protestara en rueda de prensa que “si hubiese sido al revés no lo hubiese pitado”, hizo justicia al esfuerzo isleño.

Amaya pudo empatar de cabeza, al saque de un córner tres minutos más tarde, pero el partido se agotó con el manejo del tiempo por parte de la Unión Deportiva. El Rayo, más agazapado que su rival también tuvo ocasiones claras para adelantarse antes de la jugada clave. Hubo un mano a mano de Collantes con Pindado y, sobre todo en el 39’, un disparo de Míchel desde el círculo central que tuvo que despejar de puños Pindado.

La U. D. también pudo sentenciar antes, con un gran chut de Fredy que Alberto tocó lo justo para que rebotara en el larguero y con las internadas de Nauzet Alemán que no encontraban rematador.

La pasión del triunfo amarillo se desató al final en las gradas de un estadio que registró un récord histórico.

<