Principal > Primer Equipo > El Valladolid no carbura todavía lejos de Zorrilla
Fotografía / realvalladolid.es

El Valladolid no carbura todavía lejos de Zorrilla

Los ascensos se ganan en casa, pero se pierden de visitante. Ésta es una de las retahílas más repetidas por los estudiosos del fútbol, pero a base de ocurrir, nos destapa la verdadera esencia de su fuerza. En Pucela no han debido tomar nota, al menos hasta la fecha, puesto que su equipo, el Real Valladolid, no acaba de coger el tacto a la categoría en cuanto a los desplazamientos lejos del José Zorrilla se refiere.

Un equipo diseñado para el ascenso

Recién descendido, en Valladolid no piensan en otra cosa que el ascenso. Tres temporadas seguidas en Primera División son un aval más que suficiente para creer que el Valladolid tiene que estar en los puestos altos de la clasificación durante la presente campaña. El arranque no pudo ser mejor: tres victorias en tres partidos, un de ellos lejos de casa, en Granada, donde venció 0-1 con gol de Calle.

Desde entonces, el Valladolid ha jugado otros cuatro partidos como visitante, pero en ninguno ha conseguido el triunfo: dos empates (2-2 ante el Elche y 1-1 en Ponferradina) y dos derrotas (2-1 en el ahora Benito Villamarín y 2-0 en Girona) son el pobre bagaje de un equipo que tiene en el horizonte los dos puestos de ascenso a Primera División.

En total, como visitante ha anotado cinco goles y ha recibido siete, que le han supuesto cinco de los dieciocho puntos que tiene antes de llegar a Vallecas, y que le han alzado hasta la quinta posición en la tabla.

Problemas en los últimos minutos

Los últimos minutos de éstos partidos como visitante son el lastre para el Valladolid. El Elche le empató en el minuto 93 -con gol, por cierto, de Sergio Pelegrín- un partido que acabada de remontar en el minuto 82, mientras que la Ponferradina hizo lo propio en el minuto 82 de su encuentro. En ambos partidos, como el que jugó ante el Betis, el Valladolid comenzó ganando para finalmente no saber conservar la ventaja.

Con estos números se presenta en el Teresa Rivero en lo que para muchos es un partido de Primera. No en vano, Rayo y Valladolid se han enfrentado en ocho ocasiones en la máxima categoría, con cuatro victorias para cada bando y ningún empate. El último precedente data de la temporada 2002/2003, cuando en la jornada 18 el Valladolid se impuso 0-1. Por su parte, en Segunda División se han visto las caras 12 veces: cuatro victorias del Rayo, tres del Valladolid y cinco empates, la última en la 76/77 con empate a cero.

0 comments
<