Principal > Reportajes > Una tragedia en ciernes

Una tragedia en ciernes

Más de 34 años después de su inauguración, el Nuevo Estadio de Vallecas ha envejecido de manera irremediable hasta presentar un estado lamentable y claramente peligroso para todos los que allí acuden cada día de partido. Rebautizado hace unos años como Campo de Fútbol de Vallecas Teresa Rivero, el estadio propiedad de la Comunidad de Madrid mantiene las vallas alrededor del terreno de juego a la espera de una tragedia que obligue a su retirada.

A la espera de que sea demasiado tarde

Muchas y distintas han sido las voces que han alertado de esta situación en los últimos años, pero ninguna de ellas ha logrado llegar a donde tiene que llegar, hacer firmar ese papel que falta por firmar o aprobar ese presupuesto que haga falta aprobar. Una situación difícil de creer y que lleva camino de ser lamentada y solucionada cuando sea demasiado tarde.

En el olvido han quedado los comunicados al respecto por parte de la afición y las manifestaciones explícitas de protagonistas como Pepe Mel, antiguo entrenador del Rayo Vallecano que fue contundente al respecto en varias ocasiones: «No entiendo como no nos quitan las vallas, aquí no matamos a nadie, aquí jugamos al fútbol y muy bien por cierto», se cansó de repetir el técnico madrileño durante su estancia en Vallecas. Sus palabras, como las de tantos otros que lo hemos intentado desde este foro, han servido para muy poco.

El aviso de junio del 2008 en la promoción frente al Benidorm

Pero no sólo las palabras han sido ignoradas de manera tan repetida como sorprendente, también los hechos. En Junio del 2008 y durante el partido de playoff de ascenso a Segunda que enfrentaba a Rayo Vallecano y Benidorm, una de las vallas del fondo cedió ante la avalancha de aficionados y se rozó la tragedia. Por fortuna no hubo muertos ni heridos graves, así que el hecho no tuvo mayores consecuencias y las vallas no fueron retiradas.

Lo miremos como lo miremos sólo hay una realidad. El pasado sábado 23 de octubre del 2010 el Rayo Vallecano jugó en el Teresa Rivero contra el Recreativo de Huelva con las vallas puestas y podridas, oxidadas y cortantes. El resto de instalaciones, tal y como sucedía en 1972 en el antiguo Campo de Vallecas cuando fue clausurado, se encuentra «en ruinas y en peligrosas condiciones».

Con estos antecedentes, no es difícil predecir lo que puede pasar. Un partido de máximo nivel con el equipo luchando por el ascenso, cualquier tipo de imprevisto en la grada en forma de lluvia torrencial, incendio inesperado o incluso una falsa alarma y un buen puñado de aficionados vallecanos que quedarán atrapados y aplastados en las oxidadas vallas. Ese día, los responsables de solucionar este problema dejarán a un lado sus corbatas y solucionarán el asunto en menos de 24 horas.

Imágenes de las vallas del Campo de Fútbol de Vallecas Teresa Rivero (23/10/2010)

Hierros oxidados y bordes cortantes separan a los aficionados del terreno de juego. El Estadio del Rayo Vallecano es el único de toda la Primera y Segunda División que mantiene las peligrosas vallas alredador del terreno de juego.

Imágenes del Campo de Fútbol de Vallecas Teresa Rivero (23/10/2010)

El paso de los años no perdona y el deterioro de gran parte de las instalaciones del Teresa Rivero es evidente.

Imágenes de la avalancha sobre las vallas del fondo del Campo de Fútbol de Vallecas Teresa Rivero (01/06/2008)

En junio del 2008 se rozó la tragedia en Vallecas después de que las vallas del fondo cedieran en la avalancha posterior a un gol del Rayo Vallecano. Milagrosamente, no hubo heridos de gravedad y todo quedó en un susto.

Historia del Estadio actualizada en la web oficial del club

La situación se describe con exactitud en la web oficial del Rayo Vallecano, donde en el apartado «Historia del Estadio» se expresan con claridad meridiana las deficiencias que semana tras semana sufren los aficionados franjirrojos que se acercan al Teresa Rivero y cuyo contenido reproducimos de manera literal para cerrar este reportaje.

«Desgraciadamente, el Campo de Fútbol de Vallecas Teresa Rivero adolece de antigüedad y estrechez y el inevitable paso de los años ha dejado obsoleto aquel estupendo campo de fútbol que hacía las delicias de los aficionados hace más de 30 años y que ahora, sin embargo, no cumple las actuales exigencias de modernidad y progreso. No tiene plazas de aparcamientos para los seguidores, no tiene ascensores, los accesos para minusválidos son insuficientes, los vestuarios, enfermería y demás instalaciones deportivas son anticuadas, las medidas de seguridad son insuficientes según los baremos actuales, carece de espacios para actividades lúdico-comerciales que ayuden a rentabilizar el costoso mantenimiento del estadio, etc».

0 comments

Trackbacks

  1. […] Estadio Teresa Rivero, Una tragedia en ciernes http://www.rayoherald.com/13383-una-tragedia-en-ciernes.html  por more99 el 22:58 UTC publicado el 22:58 UTC […]

<