Principal > Cantera > La moral sigue por las nubes en el Rayo Vallecano B
Fotografía / Rayoherald.com

La moral sigue por las nubes en el Rayo Vallecano B

Bajan más que serenas las aguas en la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano, no sólo por la buena marcha del primer equipo sino por el más que sorprendente inicio de la competición de los chicos del «B» dirigidos por José Manuel Jimeno. 18 puntos, únicamente una derrota, terceros y lo que es más importante, a once puntos de las zonas de descenso.

Muy buenas sensciones en este arranque de temporada

Tras el partido del domingo ante el Atlético B, donde los filiales sumaban otros tres puntos en su nueva categoría, Rayoherald.com tuvo la oportunidad de hablar con algunos de ellos y analizar la trayectoria del equipo en estos dos primeros meses de competición.

Pablo de Lucas, que está siendo uno de los descubrimientos de la temporada, nos comentaba que una de las claves del éxito fue el partido de la jornada 2 jugado en Vigo (2-0): «Fue un punto de inflexión, porque era el primer partido fuera de casa y a partir de ahí, aprendimos rapidísimo», además nos decía «que de visitantes incluso andamos mejor que de locales, porque mira las victorias en Cuenca o Badajoz». Y eso que en la Ciudad Deportiva todavía no han encajado ni un solo gol.

Con el viento a favor

«Nos está viniendo el viento a favor, estamos sumando en casa y fuera estamos jugando prácticos» era lo que apuntaba el lateral zurdo Villarejo, otro de las incorporaciones del pasado verano. Este jugador andaluz, de Bailén, volverá este fin de semana (domingo a las 12.00h) al que fue su estadio el pasado ejercicio, El Val de Alcalá de Henares: «Vuelvo a mi casa del año pasado pero ahora tengo que pensar en esta temporada y sólo tengo la mente en sumar».

Además nos comentó que «la moral está por las nubes en el vestuario, hay que seguir así, es el momento de cazar puntos y cuando venga la mala racha intentar pasarla lo antes posible». En cuanto a la nueva categoría del equipo filial nos dijo que «esta categoría es complicada, hay que sumar y sumar, porque aquí ganas dos partidos y te pones en la zona alta o tienes una mala etapa de un mes y te metes de lleno abajo». Esperemos que los chavales continúen sumando y alcancen el objetivo lo antes posible. Tanto si lo consiguen como si no, es para estar más que orgullosos.

<