Principal > General > At. Madrid 0- Rayo 1

At. Madrid 0- Rayo 1

Refrito de www.rayovallecano.es

Y van nueve seguidos. Tercera victoria consecutiva del Rayo en Liga esta vez en el Cerro del Espino con gol de Geni. Nueve puntos para un Rayo que tuvo que luchar hasta el final con un incómodo rival que no pareció un filial desde que arrancó el choque. Y fue así porque buscó más la forma de trabar al Rayo que la de irse a por un choque de mucha tensión que se decidió finalmente desde la estrategia.

Arrancó el partido y lo hizo con bajas en los locales, el mismo once de las últimas dos jornadas en el Rayo y con una grada repleta de seguidores vallecanos. El Rayo nunca navegará sólo y hoy en el Cerro se vio la enésima demostración de lo que esta afición es capaz de generar incluso en el ánimo de sus jugadores.

Con Míchel de nuevo como medio centro el partido transcurrió en los primeros cuarenta y cinco minutos sin muchas llegadas. Geni avisó en el 11 a un pase que estuvo cerca de rematar y Batres hizo lo propio tan sólo un par de minutos después. La lucha por el balón era lo que buscaban ambos hasta que llegó el minuto 37. De la banda izquierda nacía un pase a la frontal para Geni que aguantaba lo justo para que desde la derecha Miguel Albiol le sirviera a Míchel el primero. El diez lo vio tan sencillo que buscó remachar de primeras en el área chica y falló.

Albiol buscó los reflejos de Falcón sólo dos minutos después, pero todo quedaría para la segunda mitad. Y arracó con ritmo. Iznata en el 49 hizo volar al meta local para evitar el tanto, que llegó a la salida del saque de esquina. De nuevo la calidad de Míchel puso el cuero al segundo palo y Geni saltó de cabeza para remachar tras el fallo de Falcón en la salida.

Con el marcador a favor el Rayo no bajó el pistón y buscó la bola para no sufrir. El Atlético adelantó con los cambios levemente a su equipo y hubo que sufrir hasta el final para dejar de nuevo la meta a cero y conseguir la victoria. Bien es cierto que Alberto tuvo poco trabajo hasta el final, por la acumulación del esfuerzo de todo un equipo que cada día defiende mejor. En definitiva gran triunfo de un Rayo que cumple con lo suyo para esperar después.

<