Principal > Opinión > ¡Hay que llenar Vallekas!
Fotografía / Rayoherald.com

¡Hay que llenar Vallekas!

Después de varios meses en el dique seco regresa la columna de Alonso Quijano. La pluma de nuestro colaborador analiza con su peculiar punto de vista la actualidad que rodea al Rayo Vallecano. Como le gusta decir a él mismo: Humorías, necedades y alguna brevería.

¡Hay que llenar Vallekas!

Me lo ha dicho Sandoval después de siete horas de autobús desde Tarragona. ¡Si es que a las diez de la mañana ya estaban entrenando otra vez! El día del Tenerife andaba por la grada el gran Luis Cembranos acompañado de Alcázar «Bota de Oro», y este sábado viene Onésimo. ¿Quién no se acuerda de su gol al Mallorca en la portería de los Bukaneros? No me extrañaría que contra el Huesca aparezcan por la grada Potele, Uceda, Tanco, Guillerme e incluso Morena recién llegado de Montevideo. ¡Yo a las 5 en punto estoy en mi asiento con la camiseta y la bufanda porque de este Rayo no me pierdo ni el calentamiento!

Trejo ¡jugónnnnnn!

Ya es que me da igual, que saque a quien quiera. Si pone a Juli la lía seguro; que la engancha Armenteros, peligro; lo de Borja García es de traca, este chaval la enchufó en Hospitalet y aún sigue corriendo para que no le peguen; ¿Y lo de Trejo? Me he revisado el equipo del Mallorca de Laudrup y no hay ninguno que se llame Zidane, Messi o Guardiola… En Tarragona era como esos niños que aún estando escayolados no pueden parar de jugar en el recreo, y se caen y se vuelven a levantar, y si te pones muy chulo te pegan con la escayola. Enorme.

¡A la mierda!

Parafraseando a dos grandes que nos han dejado, Labordeta y Fernando Fernán Gómez, me adueño de su frase. Estimados Señores, guardianes del orden y la ley, de la RFEF, CSD, CNP y hasta a los de CCOO si se ponen, ¿Por qué narices seguimos con las vallas en Vallekas? ¿Nadie puede ir el viernes por la noche con una radial y quitarlas de una santa vez? Me da igual que falte una firma o un sello de lacre que vendrá a caballo por la Albufera entre antorchas, el día que pase algo grave se quitarán en un día. Estoy seguro que algún taller de la zona nos hace el favor a cambio de unos buenos kilos de chatarra. ¡Ah, y nada de quitar dos filas de asientos! Ya verán como al primero que la líe se le quitan las ganas de hacer el tonto.

Grande Lucas

Casi quemo el mando a distancia el sábado. ¡Mis dos Rayos por TV! A los de Jimeno los estaba costando arrancar y las semanas en 2ªB pasan como locomotoras. No pasa nada, por Pasarón apareció un gallego nacido para ser futbolista de los de verdad, en cuanto alguien le ponga en su sitio. Tiene un físico de «killer», y su cabeza va más rápido que sus piernas. Se come a las defensas a mordiscos. Ya el día del Extremadura lo tuvo a huevo y su hambre no podía acrecentarse más. Tres primeros puntos para el rayo B y a Lucas enchufado para la causa. Su próxima víctima: el miércoles el Depor B en la Ciudad Deportiva. ¿Seguro que nos hace falta un «9» en diciembre?

Lujazo de Ciudad Deportiva

Chapeau por las nuevas instalaciones. Da gusto pasar cualquier tarde y ver cientos de chavales entrenando, los filiales, los equipos femeninos… Se acabó la época de unos en Palomeras, otros en Las Rozas y otros en La Torre. Vestuarios acondicionados, iluminación, servicios médicos, cafetería, en resumen, un ejemplo de promoción deportiva para un barrio con escasez de instalaciones deportivas. Eso sí, la grada se nos ha quedado bastante pequeña y con un sólo acceso de entrada y salida. Seguro que en breve se corregirá este defecto y los rayistas disfrutarán de aún más comodidades en una instalación modélica.

Por los que se fueron

Me he reunido con los tres socios más antiguos del Rayo y aún tengo la piel de gallina de escucharlos. Les gusta el equipo de Sandoval. Agárrense o siéntense en su sillón favorito, bajen la luz y piensen conmigo en de quien se van acordar en el que va a ser el sexto ascenso a primera del equipo. Desde ese 1 de julio del 99 contra el Extremadura, seguro que se han ido muchos rayistas al cielo. Yo ese día voy a mirar al cielo y los voy a ver a todos con la bufanda de la abuela al cuello, la almohadilla bajo el brazo y un nieto cogido de la mano camino de Vallekas diciendo «gracias por haberme hecho del Rayo».

0 comments
<