Principal > Primer Equipo > Juli: “El ambiente de Vallecas es alucinante”
Fotografía / Rayoherald.com

Juli: “El ambiente de Vallecas es alucinante”

Con su llegada comenzó el trasvase Elche-Rayo del verano. Renovado sólo unos días antes de iniciar la pretemporada con los de Bordalás, enfiló la Crta. de Valencia una mañana con su nuevo destino en el GPS: La Ciudad Deportiva de Las Rozas.

Aquejado de una mononucleosis durante varias semanas, estábamos avisados. “No os preocupéis porque no tengo problemas en coger la forma en pocos días. Siempre que he tenido alguna lesión he recuperado la forma rápidamente”.

La semana venía rara tras la derrota en Copa y un Tenerife herido y con cero puntos no era el mejor visitante. “Es verdad que apenas hemos podido preparar el partido y la mayoría de los entrenamientos de la semana han sido o de recuperación o de previa del propio partido. Aquí entra el trabajo del cuerpo técnico con su seguimiento a los rivales para que en poco tiempo podamos asimilar las virtudes y defectos del rival”

Poco a poco va entrando en los planes de Sandoval y el sábado en Vallecas su destino era claro… y las funciones letales. “El partido se atascó durante los primeros veinticinco minutos de la segunda parte y al salir con Delibasic tenía claro que debía buscar la velocidad y especialmente alguna asistencia de gol para el punta”.

Se le ve feliz en Vallecas y su primer gol tuvo una dedicatoria muy especial. “Al principio me di un paseo por el fondo de los Bukaneros, iba como loco porque es mi primer gol y casi no quedaba tiempo. Los goles son siempre para mi familia. Mis padres no han podido venir aún y me eché el dedo a la boca imitando un chupete, para dedicárselo a mi hija. Lo de la gente de Vallecas es alucinante, no paran de animar nunca, el estadio salta, canta, te empuja a darlo todo. Ellos se merecen ese esfuerzo y poder vernos arriba de la tabla”.

Ante un partido que a los puntos ganaba el Rayo claramente, la convicción por parte de todo el equipo es determinante para sacar los tres puntos. “Hemos aprendido del día del Córdoba o del día del Numancia. No podemos dejar escapar ni un punto de Vallecas y se nos iban dos por no meter un gol. Tenemos claro lo que se trabaja durante la semana: presión, constancia, aperturas a banda, juego directo si es necesario y sobre todo creerse que se puede salir adelante con un estilo definido”.

Da la sensación de que Juli tiene el gol a Aragoneses pensado antes de que ocurra. “Sigo la jugada por la banda de Trejo y cuando veo que el balón me viene del defensa y de Armenteros, es verdad que ya he mirado antes a portería y he pensado donde quiero golpear… luego lo de meterla ahí es otra cosa, porque está el portero, el poste, muchas cosas”.

<