Principal > General > Míchel: «Estamos preocupados por la irregularidad»

Míchel: «Estamos preocupados por la irregularidad»

Refrito de www.vallecasdeportivo.com

El entrenador del equipo pasaba esta semana por el programa «Vallecas Deportivo» de Tele-K, debatiendo sobre los temas de más actualidad del equipo rayista. A continuación se muestra el extracto de dicha entrevista, publicada en la web de Vallecas Deportivo.

¿Se te ha pasado ya el enfado tras el último partido frente al Alcalá?
No, todavía no. Aunque en una jornada tan nefasta para nosotros en cuanto al juego hemos conseguido recortar un punto, que si bien no es una gran satisfacción, al menos nos permite mantener la esperanza que debería haber sido mayor. Como nos ha sucedido en otras ocasiones, el equipo volvió a padecer una situación de bloqueo en casa y no entiendo cómo no jugaron como habían entrenado a lo largo de toda la semana. Es soprendente, pero el equipo está más cómodo y consigue mejores resultados de visitante. Estamos preocupados por la irregularidad del equipo.

El equipo parece cada vez menos fiel a su estilo de juego.
Sí, debería mostrar más autoridad y seguridad, sobre todo como local. Partidos como el del San Sebastián de los Reyes, Alcalá u Orense hemos salido con un ritmo adormecido sin conseguir imponer nuestro ritmo juego. Sólo contra los equipos que están a nuestro nivel conseguimos dar nuestra verdadera talla.

Y como se explica eso, ¿por qué los jugadores no dan todo su nivel?
Creo que padecen una presión excesiva en el Teresa Rivero porque sienten, y yo se lo he dicho, que están en el Rayo Valecano que tiene una historia, un palmarés y una trayectoria. Pero en esta categoría, todos los equipos son muy parejos, cambian cada año y hay que pisar el acelerador desde la primera jornada. Ni siquiera ofrecíamos seguridad en ese primer tramo de la temporada donde se estuvo en una situación bastante cómoda. Tiene que ver con la responsabilidad y la culpabilidad de cada uno, incluido el cuerpo técnico.

¿Es la falta de gol el principal problema del equipo?
En toda una vuelta de campeonato no es normal que nuestros delanteros sólo lleven un gol de jugada. Antes las jugadas finalizaban en tiros al poste o paradas del portero pero últimamente no estamos creando ocasiones. No es normal que entre tres delanteros del Pontevedra lleven más goles que todo nuestro conjunto. De Gomar y Collantes sólo llevan un gol y Albiol con sus cinco nos ha salvado. Necesitamos más incorporación de segunda línea y más control de juego. Es un problema de acierto y eso es muy díficil entrenarlo. En esta categoría se disfrutan de pocas ocasiones y las que tienes, hay que aprovecharlas.

En defensa al menos sí se ha ganado sólidez…
Sin duda alguna. Este problema de principio de campaña, que encajamos muchos goles especialmente de estrategia se solventó y ahora son los delanteros los que arrastran esa mala racha. Cuando se solucionó un problema, apareció el otro.

Resumiendo, ¿qué nota le pondrías al equipo?
Un suficiente. Deberíamos estar más arriba por todas las oportunidades que hemos tenido. Al equipo le falta ambición y carácter. No terminan de creerse que pueden llegar a ser protagonistas. Todo iría mucho mejor si confíasen en ellos como confíamos desde el cuerpo técnico. Son los mismos jugadores los que ganaron al Universidad y la pifiaron contra el Alcalá, por eso siempre me pregunto cuál de los dos es mi equipo. Aunque a los jugadores no se les puede poner ni un pero en su trabajo diario y en su comportamiento.

¿Te siguen saliendo las cuentas?
A mi sí. Quedan 18 puntos, si los hacemos todos, sumamos 69 y con esa cifra estamos seguro en los play-off. Se «enterró» al equipo después del partido el Fuenlabrada y unas jornadas después hemos recortado distancia y, siendo realista, estamos a tiro de piedra y lo vamos a conseguir. El éxito será para los jugadores y si no se logra toda la culpa recaerá, como siempre en el fútbol, en el entrenador.

Si dependiese sólo de ti, ¿se puede decir que Míchel seguiría el año que viene en el Rayo Vallecano se ascendiese a Segunda División, o no?
Aunque desafortunadamente no depende de mí, hace ocho meses me ofrecieron la renovación y yo me mostré encantado con la idea de un proyecto a largo plazo aunque no se pudo plasmar por diferentes circunstancias. Mi deseo es salir de esta categoría con el Rayo y quedarme aquí, incluso sin ascender.

Y si viene el Madrid, ¿Míchel no saldrá corriendo?
No, el Madrid no va a venir a por mí. He tenido y he rechazado este año dos ofertas de equipos de Primera Divisón y he optado por seguir aquí, dónde me dejan trabajar con independecia. Vine al Rayo porque quiero empezar desde esta categoría y me permite iniciar mi carrera para lo que yo quiero ser como entrenador.

Hay quien dice que te falta experiencia para entrenar a este club…
Es posible. Pero a mí me hace gracia lo de la experiencia en el fútbol, porque he sido 18 años profesional del fútbol y algo de experiencia habré ganado. Es el tópico de siempre y ahí está el caso del Valencia donde un novato como Quique Flores les va a meter en Champions donde no pudo el experto Ranieri. De ascender o no depende que digán que soy un fenómeno o que me falta experiencia.

¿Pasaste un momento malo con aquella reunión en Somosaguas?
Nunca me sentí cuestionado porque nadie me lo dijo. La presidenta nunca me comunicó que me quería cesar ni hubo últimatum de ningún tipo. Me siento respaldado por los jugadores que es para quien uno trabaja. La afición no sé si está contenta conmigo pero yo estoy encantando con el apoyo diario que nos brindan. Sólo tengo palabras de agradecimiento por sus costantes ánimos y su optimismo.

¿Cómo es el Míchel entrenador de vestuario para dentro?
Sobre todo me gusta trabajar mucho el aspecto psicológico. Quiero que mis jugadores sepan que me siento a su lado y no frente a ellos. No quiero que me vean como un jefe que no les deje moverse. Lo han entendido muy bien, se marca una línea de responsabilidad y autoridad y luego ya hay lugar para los bromas y todo lo que surja.

Incluso llegué a pedir perdón a un jugador por considerar que me equivoqué al no incluirle en la convocatoria. En otro sentido, tácticamente hacemos sesiones de vídeo únicamente de cinco minutos que vosotros (Tele K) nos dejáis. Procuro siempre trabajar aquello que no sale del todo bien o aquellas partes del juego en las que tenemos alguna carencia. Solemos finalizar con un partidillo para poner en práctica lo entrenado.

¿Confía plenamente el cuerpo técnico en esta plantilla?
Totalmente. Tenemos a Míchel que nos ha dado más alternativas en el juego con su gran calidad, a Albiol que es un jugador fundamental para nosotros que puede llegar más lejos, Amaya que ha mejorado mucho y puede jugar en una división mayor, la seguridad atrás del resto de defensas y porteros, etc. Creemos en los jugadores mucho más que ellos. Ellos son lo más importante, nosotros estamos para «ordenar el tráfico» pero todo depende de que estén acertados o no. Ahora el conocido soy yo pero me gustaría que al terminar la campaña fueran ellos los famosos.

¿Y en la cantera?
Se hace un gran trabajo. No hay un solo entrenador que en nuestra situación haya metido a tantos canteranos a jugar como Coke, Arroyo, Chupe, Alba, Borja Truchado, Nevado, Casado… No soy dudoso de utilizar a la gente joven pero no puedo meter a catorce cada semana.

A nivel personal, ¿cómo valoras tu primera experiencia como entrenador?
Es diferente a futbolista, pero una valoración bastante positiva. Tanto como de futbolista como de entrenador se aprende cada día y es mentira aquello que se dice de que en el fútbol está todo inventado. Siempre estoy buscando soluciones y pensando en la alineación, en la programación de los entrenamientos.

Finalizando la temporada como estamos, ¿te sientes Míchel un poco más rayista?
Bueno, he de decir que yo empecé jugando en el Rayo los Ángeles que fue fundado por aficionados del Rayo Vallecano. Hice una prueba para venir a este club. Pero yo he venido mucho al estadio del Rayo, al antiguo de Vallehermoso incluso, y siempre he tenido amigos aquí como Gallego o Camacho a los que venía a ver. ¡Y pagando! (risas). Este es un club especial.

La última, ¿nos vemos en la Fuente de la Asamblea a final de temporada?
Ojalá sea así. Aunque no nos bañemos, yo estaré por fuera. ¿Qué tiene, olas y todo? Entonces nos llevaremos el flotador porque no sé nadar (risas)…


Otras noticias : El Análisis de Míchel para Rayo Herald

Míchel analiza el 4-3-3 del Rayo
Los sistemas son una pose
Las jugadas a balón parado

<