Principal > General > El Rayo se aferró a un polémico gol para doblegar al Negreira

El Rayo se aferró a un polémico gol para doblegar al Negreira

Refrito de lavozdegalicia.es

Demasiado castigo el que se llevó el Negreira frente a un Rayo que se quedó con diez jugadores al cuarto de hora por la expulsión de Teba y que acabó con nueve porque Geni también enfiló el camino de los vestuarios por doble amonestación, en el minuto 87.

De principio, Gelucho salió con una línea de cuatro, Jacinto por delante, otra línea de cuatro y Rubén en punta. El Rayo optó por un 4-4-2, con Míchel jugando muy cerca de los puntas, Geni y Armentano. La expulsión de Teba no alteró las constantes del partido. Míchel no necesitó hacer ningún reajuste porque al Negreira le costaba mucho acercarse al área de Alberto.

El partido se decidió en una acción polémica, a balón parado. Los jugadores pidieron carga ilegal de Mainz sobre Pablo, pero el árbitro no pitó y Geni cabeceó en el segundo palo en posición forzada. Incluso pudo haber mano. Era el segundo tiro entre los tres palos. Y no necesitó más el Rayo Vallecano.

En el intermedio, Gelucho movió sus piezas. Se quedaron en la caseta Pablo Rey y Óscar Vidal. Con Toja y Adrián el Negreira ganó en mordiente y obligó al Rayo a recular, a juntar líneas cerca del área. En quince minutos provocó dos saques de esquina e hiló tres buenas llegadas que no tuvieron premio.

Reaccionó Míchel retirando a Armentano para reforzar la línea media, en la que incrustó al joven Arroyo. A partir de ahí el Negreira siguió llevando el peso del partido, pero perdió fluidez. El Rayo se dedicó a defender, sin pasar apuros, y a esperar algún zarpazo a la contra. Estuvo cerca de conseguirlo en el minuto setenta, pero Pablo salió al cruce ante Albiol.

A falta de tres minutos llegó otra acción polémica. Una falta de Pablo sobre Geni unos centímetros fuera del área fue interpretada por el árbitro como un piscinazo del delantero rayista. Le sacó la segunda tarjeta, y echó también al entrenador, Míchel, por protestar.

Ni contra nueve fue capaz de generar peligro el Negreira. Hubo una entrada de Adrián por el callejón del centro, pero los centrales taparon bien. Y en el último segundo, una falta de entendimiento entre Alberto y Mainz no fue aprovechada por Uxío. El Negreira sigue pagando su falta de gol y no acaba de abandonar la zona de descenso. Lo más positivo para el colectivo rojillo es que sus rivales directos tampoco lograron despegarse.

<