Principal > General > De Quintana: «El Cádiz se va a salvar»

De Quintana: «El Cádiz se va a salvar»

Refrito de diariodecadiz.com

En los malos momentos es cuando hay que recurrir a la experiencia. En este Cádiz que ha regresado a Primera después de doce años tienen mucho que decir los futbolistas con una larga trayectoria en este categoría y por eso un jugador como De Quintana, con 200 partidos al máximo nivel a sus espaldas, puede ofrecer una perspectiva interesante.

El capitán amarillo protagonizó un final de temporada espectacular con el Rayo Vallecano en la temporada 2001-02, que pasó de la zona de descenso a concluir en el undécimo puesto merced a unas jornadas plenas de acierto y concentración, justo lo que necesita el Cádiz para conseguir la permanencia.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero bien le puede venir al conjunto cadista respirar el ambiente de un equipo que fue capaz de superarse teniéndolo todo en contra para terminar la Liga logrando cinco triunfos consecutivos, algo a lo que podría aspirar el cuadro de Espárrago, al menos en el caso de los tres últimos al ser contra rivales como la Real Sociedad, el Getafe y el Málaga. Entonces fueron jugadores como Peragón, Míchel o Bolic y ahora puede ser caso de Lobos, Medina o Jonathan, por citar a algunos.

El central cadista encuentra cierto paralelismo entre las dos situaciones y cree que no hay motivos para caer en el pesimismo. «Aquel año estábamos muy mal y terminamos en la zona tranquila. Al final encadenamos muchas victorias porque nunca perdimos la esperanza, a pesar de que hubo momentos de dudas cuando nos veíamos en la zona de descenso a falta de pocas jornadas para el final. Hay que ser optimistas y pensar que si pasó en aquella ocasión, por qué no lo vamos a repetir nosotros ahora.

«Desde luego, si nos damos por vencidos es seguro que no vamos a conseguir nada. Tenemos que pensar que hay equipos con los que estamos luchando que deben estar en peor situación porque en un principio estaban perfilados para pelear por objetivos superiores y seguro que llevan mal lo de estar en la zona baja. Nosotros sabíamos que era algo posible y no nos ha pillado por sorpresa».

Aunque parezca de perogrullo, para aspirar a conseguir un final de Liga como necesita el equipo de Espárrago hay que lograr un primer triunfo que dé confianza. A partir de ahí todo debe ser más sencillo: «Para tener opciones de salvarnos lo primero es conseguir una victoria, porque así lo demás vendrá con mayor felicidad. El Athletic nos ganó a nosotros como lo hizo y después ha sido capaz de ganar dos seguidos. A nosotros nos está faltando esa capacidad desde el inicio de la temporada, porque en muy pocas ocasiones hemos sido capaces de enlazar más de una victoria. Contra el Valencia vamos a intentar que llegue la primera, esperando después tener continuidad para salir de los puestos de abajo».

Para el optimismo general sirve la buena segunda parte que realizó el conjunto cadista ante el Atlético de Madrid, aunque en la misma hubiera más corazón que otra cosa. Al menos se superó la nefasta sensación de impotencia que mostró el equipo en Mallorca hace bien poco, donde tras encajar un gol se mostró incapaz ni siquiera de acercarse al área del rival.

El defensa amarillo considera que su equipo dio síntomas de recuperación en la última jornada, aunque quedan muchos aspectos que mejorar: «Contra el Atlético se demostró que el Cádiz es capaz de reaccionar. Es verdad que ellos tuvieron ocasiones para habernos hecho daño en la segunda parte, pero era un riesgo que teníamos que correr y la sensación fue buena porque no es fácil empatar contra un equipo así. En otras ocasiones no fuimos capaces de empatar después de empezar perdiendo y el otro día sí, algo en lo que nos debemos apoyar para ser optimistas pensando en lo que viene por delante».

Que el triunfo que tanto necesita el Cádiz tenga que producirse en Mestalla contra un Valencia en crisis no es cualquier cosa, pero la plantilla amarilla no ve que sea imposible sacar un buen resultado ante el equipo de Quique Sánchez Flores, por muchas estrellas que atesore en sus filas. El capitán cadista ya no distingue entre partidos fáciles y complicados… «Ya es difícil ganarle un partido a cualquiera, no hay que obsesionarse con el rival que esté enfrente.

El Valencia atraviesa por un momento que no es especialmente bueno, según dicen los resultados, pero hay que recordar que cuando vino a Cádiz no hizo gran cosa y se terminó llevando los tres puntos con un gol al final del partido. Dicen que están en crisis, pero no hay que fiarse. Ni podemos ir intimidados ni confiados, debemos tener confianza porque en ocasiones los mejores resultados se dan en los campos o en los partidos que menos esperas. Hay que intentarlo en todo momento porque no es algo que salga por casualidad, hay que saber trabajarlo», señala.

De Quintana disputó el domingo su partido 100 con el Cádiz y, curiosamente, fue el 200 en Primera del futbolista catalán. En Valencia disputará el 201, un dato al que no da excesiva importancia. Prefiere quedarse con el hecho de haber demostrado al cadismo que cuando fichó por el club gaditano no era buscando un destino fácil: «Sé que al principio, cuando llegué al Cádiz, había dudas conmigo, pero con el paso del tiempo demostré que no había venido de vacaciones. Mi objetivo ha sido jugar todos los partidos y los que me he perdido fue por decisión técnica o por tarjetas. Siempre lo he dado todo y así voy a seguir. Acabo de renovar por una temporada más y sólo pienso en eso, no en qué pasará después».

<