Principal > General > Sabroso botín para la UD Vecindario

Sabroso botín para la UD Vecindario

Refrito de canariasahora.com

El empate sin goles al final del encuentro contentó más a los locales. La UD Vecindario, que fue quien dispuso de las ocasiones más numerosas y claras del choque, suma un punto que sabe a gloria, puesto que sirve para mantener diferencias con el Rayo Vallecano y aumentarlas respecto al Pontevedra, que cayó este domingo en casa del Alcalá. Bajo un intenso calor, los futbolistas de ambos equipos realizaron un esfuerzo digno de elogiar, aportando, en diferentes fases, una buena dosis de buen fútbol.

El técnico del conjunto franjirrojo, Míchel, ex jugador intenacional con la selección española y del Real Madrid, tenía claro su plan. El Rayo fue paciente, hizo correr al rival, en un intento de desgaste, para esperar el momento preciso en el que clavar el aguijón.

Pero en el banco insular ordenaba, desde la experiencia, un Pacuco Rosales al que no se le pasó desapercibido ningún detalle. En el descanso se dirigió a sus futbolistas para recomendarles una fórmula que les permitiera dosificar fuerzas. De esta manera, y a pesar de su énfasis por devorar puntos, el batallón blanquinegro dejó de correr, en ocasiones sin sentido, detrás del balón.

Antes, en el inicio del choque, el respeto mutuo fue el que marcó los primeros minutos. A Santa Lucía llegaba un Rayo en línea ascendente, no en vano acumulaba cuatro jornadas consecutivas sin perder (tres triunfos y un empate). Frente suyo, un Vecindario pletórico, con seis victorias seguidas.

La guerra de dinámicas positivas se iba a saldar con una igualada que escuece más a los de Míchel, que ven como se quedan sin recortar diferencias con el oponente de este domingo (continúa a siete puntos).

La primera parte estuvo escasa de oportunidades de gol, sobre todo sequía en el bando madrileño. La envergadura física de los visitantes imponía. Pero el orden, la contundencia y una concentración total en la zaga minimizó la ventaja foránea en las jugadas de estrategia.

En el minuto 23 llegó el primer aviso serio del partido: centro pasado de Míchel que encontró el desmarque de Ciani para que éste rematara de cabeza y con intención cerca de la cepa del poste. Con el público levantado de sus asientos, la aparición in extremis del meta Segura dejó las cosas como estaban.

Sobre el césped, un infierno para los protagonistas por las altas temperaturas registradas, hubo tiempo para todo. Buenas combinaciones, detalles de calidad, con Villanueva y el franjirrojo Míchel como artistas principales, e incluso fases de juego directo, una táctica que valió como recurso para desatascar el denso juego en el centro del campo.

En esa zona, Aitor Goñi hizo olvidar al sancionado Roberto Álvarez (cinco partidos de suspensión tras intento de agresión al árbitro en el pasado encuentro en Móstoles) y se enfundó el mono de trabajo para realizar esa labor sorda que tanto agradece el resto del equipo.

Un golpe franco botado por Mario Prieto, que salvó con la manopla Segura (min. 37), fue lo más destacable de este primer período.

Tras la reanudación, el técnico Míchel dio entrada a Collantes en busca de una mayor verticalidad y rapidez en los últimos metros. Por su parte, Pacuco Rosales también movió ficha, ya avanzada esta parte (min. 69), sustituyendo a Míchel por Viyuela.

El Rayo Vallecano quiso imprimir una velocidad más al partido, y lo logró. En el 73, la afición se quedó con el corazón en un puño cuando Armentano se elevó sobre los demás y remató de cabeza al fondo de la portería. El asistente no lo dudó y levantó el banderín indicando posición incorrecta, lo que apagó de repente la alegría visitante.

El intercambio de golpes dejó exhausto a ambos equipos, que veían transcurrir los minutos entre calambres y sorbos de agua. La ocasión más clara antes de que el árbitro diera fin a la contienda llegó tras un disparo de falta de Ciani, que Segura, en una nueva espectacular estirada, desvió a córner.

Empate sin goles que deja más satisfecho a la UD Vecindario, que continúa, con su inmaculada trayectoria, el camino hacia la liguilla de ascenso.

Ficha técnica

UD Vecindario: Lampón; Jechu, Dorta, Atxabal, Ruano; Míchel (Viyuela, min. 69), Mario Prieto, Aitor Goñi, Ciani (Abraham, min. 82); Sergio Villanueva y Raúl Borrero (Memo, min. 84).

Rayo Vallecano: Segura; Olalla, Alba, Amaya, Ricardo; Albiol, Luis Lopez, Míchel (De Gomar, min. 90), Tevar (Arregui, min. 82), Kiko (Collantes, min. 56) y Armentano.

Árbitro: Roberto Pablo Jallas Amigo. Amonestó al local Jechu (min. 17); por parte visitante vieron la cartulina amarilla Luis López (min. 27), Míchel (min. 29), Albiol (min. 55), Alba (min.57) y Marcos Tébar (min. 71).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo novena jornada liguera del Grupo I de la Segunda división B celebrado en el Polideportivo Municipal de Vecindario ante unos 800 espectadores. Calor intenso durante todo el encuentro. Tras la rueda de prensa de los dos entrenadores, el presidente blanquinegro, Manuel Suárez, anunció la renovación por un año de los contratos del preparador Pacuco Rosales y del secretario técnico del club, Toni Dumpiérrez.

<