Principal > Primer Equipo > Rubén Reyes: el talento sale por la puerta de atrás
Fotografía / Rayoherald.com

Rubén Reyes: el talento sale por la puerta de atrás

Rubén Reyes se marcha del Rayo Vallecano contrariado por lo acontecido esta temporada. El centrocampista ha quedado totalmente marginado este año, con menos de 200 minutos disputados y desesperado por ver cómo no llegaban oportunidades para los menos habituales.

Con su futuro todavía en el aire, Rubén es tan claro y conciso fuera del campo como lo es dentro de él, donde sus detalles de calidad han quedado reservados para aquellos que seguían al equipo en el infierno de Segunda B. Seguro que muchos recuerdan todavía la falta al larguero en Zamora. Otros se tendrán que conformar con el golazo de este año ante el Real Murcia. Demasiado poco para un jugador que tiene mucho más fútbol en sus botas que muchos titulares habituales con la franja roja.

Tu contrato acababa el 30 de junio y evidentemente no había opciones de renovación
«No es ninguna sorpresa viendo cómo han evolucionado las cosas. Se ha dado opción a un grupo y ninguna posibilidad a otro, sin importar lo que pasara sobre el campo. Hay una parte del grupo que no contaba para nada y ya está».

Desde hace tiempo se te veía desencantado con la situación creada
«Muy contrariado porque no lo entendía. Si no hay competitividad dentro de un equipo no hay nada que hacer, ese ha sido el problema esta temporada. En el primer tercio, cuando todo el mundo participaba como pasó en la Copa del Rey, las cosas iban bien. A raíz del bache con Pepe todo cambió y se ha terminado como se ha terminado».

Además, pudiste salir el verano pasado pero en el Rayo se contaba contigo
«Eso es cierto, el año pasado me llamó el Cartagena y tuve la opción de firmar con ellos por dos años con opción a uno más por partidos jugados, pero entonces Felipe me dijo que me veía bien y que contaban conmigo para esta temporada. La verdad es que me da igual ya, en el fútbol hay poca gente con palabra y ni siquiera he ido al club ni nada. Sabiendo que Felipe sigue no tenía ninguna opción».

Cuanto han cambiado las cosas de la etapa de Segunda B a lo que ha pasado este año. ¿Con qué te quedas de tu paso por el Rayo Vallecano?
«Me quedo con las preguntas que siempre se ha hecho la gente sobre mis ausencias. No hay ocho mil tontos y con eso me quedo, porque siempre he aportado lo que he podido. No digo que tuviera que ser titular siempre, pero creo que cuando he jugado no he sido un desastre como para no contar más, para estar al menos en el banquillo y ayudar en algunas ocasiones. Siempre me quedará esa duda, pero ahora ya no puedo hacer nada ni me importa, es una pena».

¿Qué ha pasado este año para que se torcieran tanto las cosas?
«No es casualidad. Cuando no se gana y siguen jugando los mismos se sigue perdiendo y eso no es casualidad, el que quiera verlo que lo vea y el que no que siga mirando para otro lado».

0 comments
<