Principal > Primer Equipo > Derbi madrileño en Segunda División
Fotografía / Rayoherald.com

Derbi madrileño en Segunda División

La temporada 2010-2011 vivirá un derbi madrileño en la categoría de plata del fútbol español. El Alcorcón culminó su excelente campaña con un épico ascenso en el último minuto de la eliminatoria que le enfrentó al Ontiyent. El filial del Barcelona, Granada y Ponferradina acompañarán a los amarillos en la próxima liga de Segunda División.

Locura en el Santo Domingo

La gloria invadió Alcorcón en el último suspiro de un partido que se le había puesto muy cuesta arriba al equipo dirigido por Anquela. Tras el empate a un gol en el partido de ida todo parecía de cara para los alfareros, pero el nerviosismo del conjunto amarillo hizo que el Ontiyent ya ganara por 0-2 a la media hora del partido de vuelta.

En una segunda mitad brillante, los locales lograron empatar y en el último minuto del descuento se desató la locura: Íñigo López lograba el gol de la victoria en una jugada precedida por un posible fuera de juego.

El gol suponía que los amarillos jugarían en Segunda por primera vez en su historia y los aficionados invadieron el terreno de juego movidos por el éxtasis. Sin embargo, el encuentro no había acabado y hubo que esperar al desalojo del campo para reanudarlo durante dos minutos, en los que no varió el resultado.

Recuerdos de Segunda B para el Rayo

El ascenso del Alcorcón significa que el Rayo Vallecano volverá a visitar el municipal de Santo Domingo, estadio frecuentado en los años rayistas en Segunda B y que bien conocen varios jugadores de la actual plantilla franjirroja. Salva, Tito, Susaeta, De la Vega o Quero militaron en el equipo del sur de Madrid antes de recalar en las filas rayistas. En el caso inverso está Mario Gómez, lateral derecho que jugó en el Rayo a principios de la presente década.

Por otro lado, el Barcelona B completó el cuarteto de equipos (Granada y Ponferradina ya ascendieron en la ronda previa) que tendrán cabida en la próxima competición de Segunda. Al filial azulgrana le bastó un empate sin goles ante el Sant Andreu e hizo valer el 1-0 de la ida. Luis Enrique ha sido el técnico que ha llevado al filial culé a la categoría de plata 13 años después.

<