Principal > Primer Equipo > Felipe Miñambres: «No era un día para celebraciones»
Fotografía / Rayoherald.com

Felipe Miñambres: «No era un día para celebraciones»

Última rueda de prensa de Felipe Miñambres como entrenador del Rayo Vallecano antes de volver a su puesto en la secretaría técnica de la entidad. El que ha sido técnico del equipo en la segunda parte del campeonato reflexionaba sobre la trayectoria del equipo y las decisiones tomadas durante un año más que complicado en Vallecas.

Al final se consiguió la salvación en la última jornada
«La verdad es que hemos sufrido mucho hasta salvarnos en la última jornada. Queríamos centrarnos en nuestro partido, empezamos bien metiendo un gol en la primera jugada y nuestra efectividad marcó el partido. En la segunda parte nos llegaron un poco más, pero Dani estuvo bien atrás».

Una de las pocas lecturas positivas del año es que habéis sido uno de los conjuntos más goleadores de todo el campeonato
«Es un dato que nos alegra. Con un balance parecido de goles marcados y encajados hay equipos que han terminado más arriba como el Numancia. Nos hemos exprimido hasta el final y ahora toca empezar a trabajar, tratar de mejorar los aspectos en los que nos hemos equivocado y tratar de ser un equipo mucho más regular».

¿La sensación final ha sido de celebración o de alegría contenida?
«Alegría contenida. Estábamos contentos por no haber sufrido contra el Recreativo, pero no era un día para celebraciones. Nos hemos quitado un peso de encima, te quedas con la alegría de mantenerte en Segunda pero también con la sensación de tener que haber hecho algo más. Por dentro la gente se ha quedado mal por estar en esta situación».

¿Por qué no jugó Míchel? Podría haber sido su último partido…
«No pensaba que iba a ser su último partido, no he pensado eso durante el encuentro. Quería probar con otros jugadores según iba el partido y no podía sacar a todos. Esperemos que gente importante en el club pueda tener continuidad para que la gente de la cantera tenga una referencia. En mi mente no estaba que fuese el último partido de Míchel».

¿Cuántas veces te has arrepentido de haber aceptado el puesto en el banquillo?
«No me he arrepentido nunca, aunque he sufrido mucho. Llegó así la cosa y uno no puede mirar hacia atrás, hemos sufrido mucho todos».

Ahora que ha terminado todo ¿Fue acertado el movimiento de prescindir de Pepe Mel?
«Son decisiones que se toman. A partir de ahí no sabes si hubiera sido mejor o hubiera sido peor, no hay dos ligas una con Pepe Mel y otra sin Pepe Mel. Es cierto que su trabajo era excelente, consiguió un ascenso y unos números muy buenos. Su etapa se acaba en ese momento y no hay que mirar atrás».

Con vuestra permanencia se consuma el ascenso del Rayo Vallecano B
«La cantera es importante. Bastante teníamos con salvar la categoría y pensar en salvar la categoría. El ascenso del Rayo B es muy importante para el club».

<