Principal > General > Cayó el Universidad que no bajó nunca los brazos

Cayó el Universidad que no bajó nunca los brazos

Refrito de canarias7.es

El Universidad Las Palmas, líder de la Segunda B, cayó derrotado por 2-1, en un partido vibrante, de alternativas, que devuelve la licencia para soñar al conjunto de Vallecas.

El estadio Teresa Rivero acogía uno de los partidos más atractivos de Segunda división B. El Rayo, recuperado anímicamente con la incorporación en el mercado invernal de dos jugadores claves como Marcos Tevar y Michel, recibía al imparable líder, con un pie ya en la fase de ascenso, pero que luchó hasta el último segundo por un buen resultado.

Y eso que se encontró con la salida en tromba del Rayo, que condicionaba el partido con un gol tempranero. Fue Marcos Tevar quien aprovechó un saque de esquina, para rematar con potencia de cabeza y adelantar a los vallecanos.

El tanto espoleó a los canarios, conjunto que con el paso de los minutos comenzó a mostrar un fútbol rápido y directo, con protagonismo para Coméndez y Fas en el pase final y Paulino siempre peligroso en los últimos metros.

Se planteaba un partido de tú a tú. Con un Rayo jugando al ritmo de Michel, con Luis López cumpliendo labores de desgaste en la destrucción y una pareja nueva en el centro de la defensa, Amaya y el canterano Alba, que dieron seguridad.

Desde el minuto 20 comenzó a inquietar el Universidad la meta defendida por un inseguro Alberto. La primera acción de peligro llegó en un centro chut de Coméndez que sacó el meta rayista en el último momento. Tres minutos después protagonizaba una mala salida, con dudas, que permitía a Borja tocar ligeramente el balón, a puerta vacía, antes de que Coke salvase el empate.

Cuando el Rayo comenzaba a esperar al rival cambió su estilo de juego. Armentano, duda hasta última hora por problemas musculares, no pudo seguir y Collantes ocupó su puesto. El habilidoso delantero hizo sufrir a la defensa isleña con su movilidad y velocidad aunque las ocasiones locales llegaban siempre a balón parado, con la precisión de Michel que puso en apuros en dos acciones consecutivas a Ione.

Pero la acción que pudo ser decisiva para el partido llegó en el último suspiro del primer acto. Collantes desbordaba por banda izquierda con una plástica bicicleta y ponía con precisión el balón a la cabeza de Michel, que se topaba con la parada del partido del portero del Universidad de Las Palmas.

En la reanudación el conjunto isleño saltó al campo convencido de igualar el encuentro. Comenzó a encerrar al Rayo en su terreno pero los palos le frenaron. Lo rozó Sergio con un lanzamiento desde la frontal y se estrelló en él Paulino con un cabezazo.

El Rayo se partía, necesitaba un líder que se echase el equipo a las espaldas pero se encontró con la fortuna en una acción aislada, cuando un balón colgado desde la izquierda por Michel acababa en penalti, tras ser derribado Albiol cuando iba a rematar. Geni no desaprovechaba el regalo, chutaba pegado al palo y hacía respirar a su equipo.

Pero nunca bajó los brazos el Universidad, que tras superar unos malos minutos y las ocasiones de Tevar y Michel, acabó marcando al aprovechar Angel Sánchez un despiste defensivo del Rayo a ocho minutos del final.

El Rayo tras perdonar en una acción a la contra de Collantes, acabó desquiciado por el tiempo de prolongación del colegiado, que dio cuatro y descontó siete, y sufriendo hasta el último segundo para acabar logrando un triunfo vital que le acerca a la zona de ascenso, donde está más que asentado pese a la derrota el Universidad.

<