Principal > Primer Equipo > El Levante toca el cielo y el Rayo Vallecano mira al infierno
Fotografía / Rayoherald.com

El Levante toca el cielo y el Rayo Vallecano mira al infierno


El Levante acaricia el ascenso a Primera División después de derrotar a un Rayo Vallecano que sumó en Valencia su 14ª derrota de la temporada. El equipo dirigido por Felipe Miñambres disfrutó de numerosas ocasiones para conseguir un mejor resultado, pero sólo fue capaz de marcar de penalti y en el tiempo de descuento. Demasiado tarde para robarle algún punto a un equipo local que terminó con nueve jugadores sobre el campo.

De nuevo muchos problemas en defensa

El Rayo Vallecano se presentaba en el Ciutat de Levante con el once habitual de las últimas semanas. Aunque el rendimiento del equipo fue incluso algo mejor de lo esperado, el resultado final sí que el fue el previsible entre dos equipos con trayectorias opuestas: el Levante mira al cielo y el Rayo Vallecano al infierno.

Conocedor de los resultados de los rivales directos por el ascenso -victorias de Real Sociedad, Cartagena y Betis- el conjunto dirigido por Luis García buscó la portería de Dani Giménez en el primer cuarto de hora. Rubén Suárez y Javi Guerra avisaban de su peligro a un Rayo Vallecano que no despertó hasta el minuto 20 con un disparo lejano de Coke que se marchó fuera por poco.

Aprovechando la ansiedad del Levante, el conjunto franjirrojo fue poco a poco dando la vuelta a la tortilla hasta hacerse con el control del partido. Susaeta canalizaba las numerosas ofensivas de los de Miñambres, que casi siempre lo intentaban desde fuera del área. Fue de nuevo Coke, con un disparo al travesaño, el que estuvo más cerca de inaugurar el marcador.

Sin embargo, la historia recurrente de este Rayo Vallecano volvió a aparecer al borde del descanso. Salva naufragaba en un balón por alto que terminaba en la pierna izquierda de Rubén Suárez. Zapatazo a la red, gol psicológico para unos y la misma decepción de siempre para los otros. Descanso en el marcador con ventaja para los de Luis García, un técnico joven que hace dos años entrenaba al Benidorm en Segunda B -eliminado por el Rayo en los playoffs de ascenso- y que ahora está muy cerca de subir a Primera con el Levante.

Otro tanto encajado en saque de esquina

La segunda mitad empezó con un nuevo revés para los visitantes. Dani sacaba una manopla bajo palos para evitar un gol seguro a la salida de un córner, pero en el siguiente saque de esquina llegaba el mazazo. Pau Cendrós remataba completamente solo de cabeza desde dentro del área pequeña, llevando la alegría y al alboroto a una grada que ya muy cerca el milagro del ascenso.

Sin embargo, con todo a su favor para hacer incluso más daño a un Rayo Vallecano desesperado, Robusté se autoexpulsó en una acción absurda en la que acabó derribando a Rubén Castro. Al igual que sucediera contra el Elche hace varias semanas, los franjirrojos se lanzaron en busca de la remontada y acumularon varias ocasiones de gol clarísimas, todas ellas perfectamente abortadas por Reina bajo palos. De hecho, Piti y Pelegrín no se podían creer que el guardameta enviarse a córner dos goles cantados de manera consecutiva.

Mientras tanto, Juanlu y Javi Guerra estaban cerca de conseguir el tercero a la contra. La defensa del Rayo pasa apuros contra diez, contra nueve y contra cualquiera que pase del centro del campo. Esperemos que cuando esta temporada toque a su fin alguien explique las razones que han llevado a los técnicos a no introducir cambios en el centro de la defensa. Vale que si Tena juega un número de partidos renueva automáticamente y eso el club lo quiere evitar, vale que Serrano está más fuera que dentro y vale que Cuadrado no sabe ni cómo llegó hasta Vallecas, pero hay cosas que se caen por su propio peso.

Para completar el espectáculo, a Xisco Nadal se le cruzaron los cables y vio la roja directa tras popinar una patada indecente a Quero. El extremo se había incorporado en los últimos diez minutos de partido para ayudar en ataque, pero casi ni tuvo tiempo de entrar en juego. De esa manera, con ocasiones clarísimas y paradas milagrosas de Reina se llegó al tiempo de descuento, momento en el que Pachón fue claramente derribado dentro del área. Susaeta, uno de los mejores sobre el terreno de juego durante otra triste noche para el rayismo, marcaba desde los once metros instantes antes de que el colegiado señalara el final del partido.

En definitiva, nueva derrota de un Rayo Vallecano que sigue sin certificar la permanencia y que tendrá que disputar un nuevo encuentro decisivo dentro de una semana en Vallecas contra el Córdoba. Si lesiones o sanciones no lo impiden, el técnico formará con Dani, Coke, Salva, Pelegrín, Albacar, Movilla, Ángel o Míchel, Jofre, Susaeta, Piti y Rubén Castro, es decir, los mismos de siempre para buscar un resultado distinto.

Levante: Reina, Cendrós, Ballesteros, Juanfran, Robusté, Iborra, Juanlu, Miguel Pérez (Xisco Nadal, m.67), Pallardó, Rubén Suárez (Héctor Rodas, m.58) y Javi Guerra (Jorge Pina, m.89).

Rayo Vallecano: Dani, Tito, Pelegrín, Salva, Jofre, Angel Martínez (Michel, m.63), Movilla (Quero, m.83), Rubén Castro, Coke, Susaeta y Piti (Pachón, m.74).

Goles: 1-0, m.43 Suárez. 2-0, m.53 Pau Cendrós. 2-1, m.92: Susaeta, de penalti.

<