Principal > Reportajes > Llorens, corredor de fondo

Llorens, corredor de fondo

Se fue del Rayo Vallecano con una frase: “Os llevaré en el corazón a todos”, y la historia le devuelve un día tras otro ese cariño a borbotones. Hablas con Llorens y te vienen recuerdos de una cabalgada en Valladolid con un golazo desde treinta metros, su celebración en Zorrilla para un Rayo líder de 1ª División, su genio a veces descontrolado, los ascensos a Primera contra el Extremadura y el de 2ª División contra el Zamora, de su gol de penalti al Benidorm en la promoción, y de algo muy importante en estos tiempos extraños que corren: un compromiso con la camiseta del que seguro que tendrán que pasar generaciones para llegar a igualarlo.

Una despedida inolvidable

También me he acordado de ese sábado 20 de junio de 2009, cuando en el minuto 79 Pepe Mel le dejó marcharse de Vallecas como uno de los más grandes. El partido se paró varios minutos que se hicieron eternos. Vallecas era un clamor y no se recordaban momentos así desde la retirada de Cota. Las lágrimas aparecieron, levantó los brazos, dijo adios a todo el mundo y se marchó acompañado a la banda de todo el equipo, se abrazó a Borja en el cambio y como si el destino lo quisiera, recibió la sudadera y el abrazo sincero de otro mito rayista, el utillero Isi. Después le tocó a Mel y ya no hubo abrazo… por desgracia ha cumplido los cuarenta años con los que quiso retirarse del fútbol y no le dejaron hacerlo donde él quería.

Siempre dije que el día que me retirara me dedicaría a enseñar a los chavales

Como ya escribimos en el Herald el día de su adios. “Con Llorens se fue ese trocito de escudo que pertenece a los que se dejan todo sobre el campo, a los que juegan de verdad, a los que mantienen ese amor a los colores en un fútbol industrializado que se fusiona sin remedio con la salsa rosa. Pero ese trocito que se marchó se ha repartido entre todos los que ese sábado contra el Zaragoza detuvieron el partido para dedicarle una ovación sincera, un reconocimiento verdadero a uno de esos tipos que se recuerdan durante décadas”.

Forma física increible para su edad

Ha pasado casi un año y está tan fino como siempre, incluso más. Se nota que se cuida y mucho. Sigue con su coleta y se le marcan los pómulos como cuando corría la banda de la Albufera buscando la línea de fondo. Se ha metido a corredor de fondo y ha debutado en la distancia mágica: el maratón.

Charly es un tío de palabra, le habría gustado seguir un año y dejar al Rayo en primera, pero no pudo y ahora enseña todo lo que sabe a los cadetes del Villarreal. “Me saqué todos los títulos para ser entrenador y somos líderes empatados a puntos con el Valencia. ¡No está nada mal para ser mi primer año! Siempre dije que el día que me retirara me dedicaría a enseñar a los chavales lo que yo sabía”.

El destino y el ser inquieto por naturaleza le ha llevado a cumplir uno de sus sueños: correr un maratón. Nacho Sancho, preparador físico del Rayo ya sabía algo del tema y se ha sorprendido de la marca que ha hecho en su debut en la distancia. “Me lo había comentado ya el año pasado, era algo que le llamaba la atención, y sí que me dijo que en cuanto dejara el fútbol lo cumpliría. Siempre le ha gustado mucho lo de la carrera continua en los entrenamientos. Correr a menos de 5 min/km más de tres horas sin parar no está al alcance de cualquiera, son 42 kilómetros de asfalto, y conociéndole no va a ser el último, ya verás”.

Míchel: Charly ya hablaba de retos como el Maratón de New York y de otras carreras míticas

Su aventura no ha dejado indiferente al actual capitán rayista Míchel. “Siempre ha sido el que tiraba del grupo cuando tocaba salir a correr. Incluso en verano hemos coincidido en Ibiza con Pablo Sanz, que ahora le ha dado por el triatlón, y hemos salido a correr muchas veces para no perder la forma. Fijaros la edad que tiene y como está. Fue mi compañero de habitación durante mucho tiempo en todos los viajes con el equipo, y lo del correr era algo que se le veía venir desde hace mucho. Incluso ya hablaba de retos como el Maratón de New York y otras carreras míticas. Es un deporte muy sufrido porque creo que es mucho de coco, y cuando se corre con gente vas bien, pero lo de la soledad del corredor de fondo es lo que peor llevo”.

Ha elegido una ciudad especial para el debut, Vitoria y su pasado en el Alavés le permitían conocer bien los 42.195 metros del trazado de la ciudad alavesa, y ya había competido en otras distancias estos últimos meses. “Ya había corrido tres medias maratones como preparación y no se me había dado nada mal, pero el maratón es el doble de distancia, nunca llegas a entrenar esa distancia y no sabes en el lío que te metes hasta que pasas el kilómetro treinta”.

Le ha dado tiempo hasta para conocer a uno de los héroes del atletismo mundial, el vitoriano Martín Fiz, y este no ha ahorrado en elogios para el ex futbolista vallecano. “Tiene una pinta de fondista tremendo. He estado varios kilómetros a su altura, porque yo corría otra distancia el mismo día, y llevaba muy bien el ritmo de competición. ¡Está super fino!, lleva la zancada bien marcada, brazea bien y muy pronto le va a dar un buen mordisco a su marca personal, ya veréis, los runners somos así”.

Un recuerdo sincero al acabar su primer maratón

La distancia de Filípides no perdona a nadie y pone a cada uno en su sitio. Los partidos duraban noventa minutos más el alargue y el maratón son varias horas seas etiope o valenciano. Los más de 420 campos de fútbol sin parar dejan huella en Charly. “Al final acabé en 3 horas y 22 minutos, que creo que está bien para ser el primero. Fui muy reservón todo el tiempo por el miedo a la distancia, pero en ningún momento me encontré con el famoso muro del que hablan todos los corredores allá por el kilómetro 35… incluso he hecho la misma marca en las dos mitades de la carrera”.

La próxima muesca tiene una fecha marcada en el calendario para Llorens. “Ya me están liando para cumplir el sueño de todo corredor popular, hacer el maratón de New York el próximo 7 de noviembre… lástima que no es buena fecha para un entrenador, pero ya veremos”.

Cuando llegas a meta te acuerdas de todo lo que has entrenado, lo duro que ha sido

A la vuelta de Vitoria y con las piernas machacadas, durmió en Madrid en casa de un buen amigo, Rodrigo Fernández Lovelle, su representante durante años y al que quiso también dedicar la machada. “Cuando llegas a meta te acuerdas de todo lo que has entrenado, lo duro que ha sido, y siempre de la gente que está contigo. Especialmente me acordé de Rodrigo, que por enero estuvo bastante jodido por un virus en el hospital, y le prometí que el maratón también iba para él”.

Rodrigo es el actual representante de varios jugadores del Rayo, como Lucas, Juan Carlos y Arribas entre otros, y nos recuerda lo que significa Llorens para él. “Yo trabajaba en el Rayo cuando llegó Charly al club, venía del Leganés, y nos trajimos a Hernández, a Juande, que ya le había entrenado en el Levante…luego dejé el club y me dediqué al tema de la representación de futbolistas. El detalle de Llorens es de los de verdad y por ejemplo Lucas también me dedicó su debut en 2ª división con unas botas con la fecha de mi salida del hospital”.

Siguiente entrega: Llorens, rayista de corazón

0 comments
<