Principal > Femenino > El Rayo Vallecano golpea primero en la final de la Superliga
Fotografía / Rayoherald.com

El Rayo Vallecano golpea primero en la final de la Superliga


Un gol de Natalia en el último suspiro de partido dio el triunfo al Rayo Vallecano ante el RCD Espanyol en la ida de la gran final de la Superliga. En un partido muy disputado por ambos conjuntos, las franjirrojas consiguieron llevarse el gato al agua y viajarán a Barcelona con el beneficio de no haber encajado ningún gol en el Teresa Rivero.

Partido poco vistoso

El Rayo Vallecano presentaba su once de lujo para intentar conseguir el triunfo ante el RCD Espanyol. Con Alexandra como lateral diestra, Keka y Sandra llevaban la manija en el centro del campo. Natalia, Sonia, Willy y Adriana formaban de inicio en una clara apuesta por el fútbol ofensivo del conjunto dirigido por Pedro Martínez Losa.

Enfrente se presentaba el primer clasificado de la segunda fase, con una escuadra muy bien compenetrada que abortaba los movimientos de ataque de las vallecanas. El peligro arriba quedaba para Verónica Boquete, siempre una pesadilla para las defensas rivales.

A pesar de contar con el apoyo de su público, el Rayo no encontraba el camino hacia la portería de Mariajo. Todo lo contrario. Kenti desperdiciaba una clara ocasión en el segundo palo, instantes antes de que la propia Vero Boquete estrellase el balón en el travesaño.

Despertaron las franjirrojas tras esos dos sustos y cerca estuvieron de abrir el marcador. Soni ponía una falta peligrosa al segundo palo y Vanesa se encontraba con un balón claro, pero su remate de cabeza se marchaba demasiado alto.

Gol de Natalia en el tiempo de descuento

La segunda mitad comenzó con malas noticias para el conjunto local. Willy se dañaba el tobillo y tenía que dejar su sitio sobre el terreno de juego a Jade.

El Rayo apretaba los dientes y buscaba el tanto de la victoria, aunque siempre a base de remates demasiado lejanos y sin excesivo peligro.

Con el paso de los minutos el equipo de Oscar Aja se empezó a encontrar más cómodo. Alicia tenía que emplearse a fondo en un remate de Kenti que llevaba camino de convertirse en gol.

Así estaban las cosas cuando llegó el momento definitivo del partido y quien sabe si de la eliminatoria también. Natalia aprovechaba un balón dentro del área con el tiempo prácticamente cumplido, llevando la alegría a la grada del Teresa Rivero y fundiendo a todas las componentes del equipo franjirrojo en una auténtica piña.

La mitad del camino está andado para un Rayo Vallecano que buscará revalidar el título de la Superliga dentro de siete días en Sant Adriá.

<