Principal > Primer Equipo > El Rayo Vallecano juega con fuego
Fotografía / Rayoherald.com

El Rayo Vallecano juega con fuego


El Rayo Vallecano sigue jugando con fuego y tras su empate ante el Elche se sitúa solamente un punto por encima del descenso. A falta de los partidos que disputarán mañana Cádiz y Salamanca, los franjirrojos no pudieron superar a un Elche que se había adelantado en la primera parte y que terminó con nueve jugadores sobre el campo. Para completar una nueva jornada en contra de los vallecanos, Albacete y Real Unión ganaron a domicilio.

De nuevo una pobre primera mitad

Como viene sucediendo en las últimas semanas, el equipo dirigido por Felipe Miñambres volvió a regalar la primera mitad y pagó muy cara la desventaja acumulada durante ese periodo. Con Aganzo fuera de combate por lesión, el tecnico franjirrojo apostó por Pachón como pareja de Rubén Castro, fijo en el ataque rayista llueva o truene. En las bandas quedaban Piti y un Jofre que fue protagonista tanto en lo bueno por banda izquierda como en lo malo con un piscinazo bochornoso dentro del área.

Enganchado de manera inesperada a la lucha por el ascenso, el conjunto ilicitano tuvo que hacer muy poco para adelantarse en el marcador. Los de Bordalás pusieron más empuje desde el inicio y a los veinte minutos de partido Trejo dejaba en evidencia a la defensa vallecana. El delantero argentino entraba sin problemas dentro del área, sorteando con una facilidad pasmosa a Salva y sin esperar a que llegase a su sitio un descolocado Pelegrín, para luego superar sin dudarlo a Dani con un disparo ajustado al palo.

Lo mejor de la jugada para el Rayo fue la celebración del ariete, que vio la amarilla por subirse a las vallas publicitarias y que fue expulsado minutos más tarde en la jugada que cambió el ritmo del partido.

Pero antes de eso iba a llegar otra de las jugadas polémicas del partido. Pino Zamorano evitaba una vez más pasar desapercibido y señalaba penalti en un dudoso hombro con hombro de Albacar y Jorge Molina. El pichichi de Segunda no perdonaba y marcaba el segundo con mucha tranquilidad desde los once metros.

Con ese desolador panorama encaraba el Rayo los últimos cinco minutos de la primera parte, instantes antes de una de las jugadas que iba a marcar el desarrollo del partido. Con la primera parte casi cumplida, Rubén Castro estrellaba contra Willy Caballero el primer y único remate claro sobre la portería contraria en toda la primera parte. En la continuación, Trejo derribaba a Jofre en la frontal del área y veía la segunda amarilla, dejando al Elche en inferioridad numérica.

Remontada y carrusel de ocasiones en la segunda parte

El argumento de la historia iba a dar entonces un giro radical. El conjunto local acusaba en exceso la expulsión de Trejo y quedaba a expensas de un Rayo Vallecano que iba a dominar el encuentro de manera abrumadora.

En el 47′ Edu Albacar, protagonista permanente en todas las acciones a balón parado del conjunto franjirrojo, encontraba en profundidad con Piti, que arrancaba en posición dudosa antes de conectar con Pachón dentro del área. El delantero, en un gesto casi involuntario al intentar controlar el balón, anotaba el primero de los visitantes y conseguía recortar distancias en el marcador.

Sólo habían pasado unos minutos desde el descanso y ya estaba claro que al Elche se le iba a hacer muy larga la segunda parte. En el 51 llegaba otra de las jugadas clave del partido cuando Jofre, con todo a su favor para disparar a puerta y conseguir el empate, se dejaba caer de manera imperdonable dentro del área. Gesto incomprensible del extremo franjirrojo, que tenía todo a su favor para marcar y optó por intentar engañar al colegiado en una acción absurda y sancionable.

Más allá de esa desafortunada acción, el carrusel de ocasiones del Rayo Vallecano se precipitaba en forma de avalancha casi insostenible sobre la portería de Willy Caballero. El portero argentino sacaba milagrosamente con el pie un balón que parecía colarse sin remedio dentro de la portería tras rebotar en Samuel. Con el Elche completamente desorientado, Coke aprovechaba un balón muy bien tocado por Jofre al segundo palo para poner las tablas en el marcador.

Pero el punto sabía a poco para los franjirrojos, necesitados de una victoria que por fin les permita respirar un poco de aire fresco en la zona baja de la tabla. Así llegó una nueva jugada polémica, esta vez con Raúl Fuster derribando de manera clara a Pachón dentro del área y con Pino Zamorano mirando hacia otro lado.

Bordalás movía ficha en el banquillo y cambiaba a los laterales, intentando contener las acometidas de un conjunto visitante que mantenía a los mismos once jugadores de inicio durante prácticamente todo el partido. Miñambres no quiso tocar nada en la segunda mitad y esperó hasta el minuto 87 para dar entrada a Tito y Susaeta.

Antes de eso habían llegado dos nuevas ocasiones claras, una de Piti que terminó en un disparo flojo y otra con un desborde por banda izquierda de Jofre, mucho más activo en la segunda mitad, que salvó con apuros Willy Caballero.

Al final, reparto de puntos entre un Elche que terminó con nueve jugadores por la expulsión tardía de Jorge Molina y un Rayo Vallecano que se acerca cada vez más a los puestos de descenso. El marcador simultáneo, con victorias de Albacete y Real Unión a domicilio, deja a los vallecanos a un solo punto de la zona de descenso. La visita de la UD Las Palmas a Vallecas el próximo sábado se antoja más que dramática.

Elche: Willy, Martí Crespí (Ximo Navarro, m.63), Samuel, Tena, Raúl Fuster (Saúl, m.70), Juli (Patri, m.90), Acciari, Wakaso, Ripa, Trejo y Molina.

Rayo Vallecano: Dani, Coke, Salva, Pelegrín, Albacar (Tito, m. 88), Pachón, Ángel (Susaeta, m.89), Movilla, Jofre, Piti y Rubén Castro.

Goles:
1-0, m. 19: Trejo remata con facilidad dentro del área
2-0, m. 43: Molina de penalti
2-1, m. 48: Pachón aprovecha un pase de Piti
2-2, m. 58: Coke de cabeza a pase de Jofre

<