Principal > Primer Equipo > El Rayo Vallecano aparca la crisis
Fotografía / Rayoherald.com

El Rayo Vallecano aparca la crisis


Primera victoria del Rayo Vallecano en este 2010 a costa del colista Castellón. El equipo franjirrojo salió con una cara más alegre a la exhibida en anteriores encuentros y se impuso en todos los niveles a los albinegros. El partido sirvió también para ver por primera vez en la temporada a Dani bajo palos en competición liguera y para que Rubén Castro acabase con su sequía goleadora.

Primer partido del Rayo en viernes

Balón de oxígeno para un Rayo que empezaba a necesitar de cuidados intensivos. Con el equipo en mínimos preocupantes, la victoria volvió a saludar a los rayistas, en el último invento de la dictadura televisiva: el fútbol los viernes. No faltaron las protestas desde el fondo ante tan retorcido horario, conveniente quién sabe para quién.

A quien seguro no se le olvidará este viernes será a Dani Giménez. Miñambres le dio la alternativa en la portería en detrimento de Cobeño. La grada apoyó el cambio y a cada intervención realizada por el gallego el Teresa Rivero respondió con aplausos. Nuevos bríos para una posición que no funcionaba. El nuevo meta se mostró ambicioso y decidido, haciendo hincapié en los aspectos más criticables de su compañero, las salidas. Funcionó, aunque enfrente no se hallaba precisamente el equipo más ofensivo de la categoría.

Muestras de apoyo a Pepe Mel

Ya desde el comienzo, los locales salieron a por el partido. Con los ecos aún del sentido homenaje de la afición a Pepe Mel llegaron las primeras ocasiones. Pelegrín estuvo a punto de inaugurar el marcador con un cabezazo que despejó espectacularmente Lledó. Poco más tarde era Piti quien perdonaba al meta albinegro y mandaba su cabezazo desviado por poco. Los primeros síntomas de recuperación parecían evidenciarse.

Incluso Rubén Castro parecía otro. Más dinámico, cayendo a la banda izquierda, el canario tuvo su primera gran oportunidad de romper con el maleficio que le perseguía desde hace meses pero no supo resolver un claro mano a mano con el portero visitante. Habría que esperar al primer minuto de la segunda mitad para que su cresta volviese a ver, síntoma de celebración de un gol. El ’24’ se anticipaba a Lledó y hacía justicia en el marcador. Mazazo para un Castellón que hasta entonces no había demostrado más que por qué es el último clasificado.

Sin otro remedio, los de Tintín Márquez quisieron estirarse pero no era el día de ninguno de los suyos. Ni Ulloa puso en apuros a la defensa local, ni Palanca supo desbordar a Coke en banda. En el medio, Mario y Pendín se mostraron más trabajadores que eficaces; un discreto Movilla pudo con ambos.

Dos goles en los últimos cinco minutos

La ocasión más clara para los visitantes llegaría en el minuto 75. David Silva se sacaba un gran disparo pero Dani aprovecharía la ocasión para lucirse y despejar a córner. Hasta ahí llegó el Castellón. Coke acabaría con toda esperanza albinegra al rematar un córner defendido de la peor forma posible por los albinegros. Y sin apenas respiro llegaría el tercero y definitivo. Pedro Hernández culminaba la actuación desacertada de la defensa castellonense con un gol en propia meta tras un centro del propio Coke.

Finalmente tres puntos y un marcador abultado a favor para un Rayo Vallecano que medirá su nivel de recuperación frente al Betis dentro de una larga semana.

Rayo Vallecano: Dani, Coke, Salva, Pelegrin, Tito, Quero (Susaeta, min. 88), Míchel (Rafa García, min. 74), Movilla, Jofre, Piti y Rubén Castro (Pachón, min. 83).

Castellón: Lledó, Pedro, Zamora, César (Dani Pendín, min. 45), Xisco Campos, Palanca, Rafita, Mario Ortiz (Guerra, min. 70), Mantecón, Nico Medina (David Silva, min. 67) y Ulloa.

Goles: 1-0, min.47: Rubén Castro de cabeza 2-0, min.85: Coke remata una jugada a balón parado. 3-0, min.89: Pedro Hernández en propia puerta.

<