Principal > Primer Equipo > El Rayo no consigue despertar de su particular pesadilla
Fotografía / Rayoherald.com

El Rayo no consigue despertar de su particular pesadilla


Segunda derrota consecutiva del Rayo Vallecano en el Teresa Rivero. Los de Pepe Mel cayeron con estrépito ante el Girona (0-3). Rubén Castro falló un penalti a favor en el primer minuto del partido y poco a poco el equipo vallecano desapareció del encuentro. A falta de cinco minutos para el descanso, Cañas aventajaba a los catalanes, que ya en lo últimos minutos del partido sentenciaron a los locales con tantos de Beltrán y del ex rayista Peragón.

Drama y terror en el Estadio de Vallecas

Nuevo capítulo en la dramática historia que protagoniza el Rayo Vallecano en 2010. Ni acuciado por la necesidad de subirse al último tren destino al ascenso supo responder un equipo desbordado por sí mismo. Hecho un manojo de frustraciones y nervios, reflejo de impotencia y desamparo, el equipo de Pepe Mel firmó ante el Girona una triste página que tardará en olvidarse por Vallecas.

La situación era propicia para levantar la cabeza, aun necesaria. Noventa minutos más tarde, el Rayo Vallecano mira casi de frente a los puestos de abajo y las pastillas de freno parecen desgastadas, rotas. Quizá estuviésemos hablando de otra cosa si Rubén Castro hubiese acertado en la más clara ocasión que se le presentó para romper su pésima racha cara a puerta. El canario marró el penalti en el minuto uno y poco más duró un Rayo al que las pilas se le agotaron con excesiva rapidez.

A pesar del error en la pena máxima, despejada por el cuestionado Jorquera, los locales salieron a por el partido, no se puede negar. Activos por la banda izquierda, los centros de Quero y Albacar no hallaron la suerte del gol. Ni un Piti missing ni el constante Pachón -titular en el Rayo después de mucho tiempo- tuvieron su día. La falta de acierto rayista fue desperezando al Girona, que supo abrirse muy bien a ambos costados, con especial mención al izquierdo, donde Moha causó demasiados problemas a Coke.

Máxima efectividad en el Girona

Las primeras grietas en la nave rayista aparecieron al perder todo atisbo de control del balón. Al borde del descanso y después de una nueva imprecisión en el centro del campo llegaron los primeros pitos llegaron desde una grada hastiada, instantes antes de que comenzase al verdadero hundimiento. Y por donde más hace aguas este Rayo llegó el primer tanto visitante. Al saque de una falta lateral, el capitán gerundense Cañas remató libérrimo de marca ante un Cobeño que volvía a quedarse a media salida. Más dudas todavía con los jugadores rumbo a los vestuarios.

La segunda parte no fue sino la prolongación y confirmación de la pesadilla. La nulidad se apoderó del más acongojado Rayo que se recuerda en años en el Teresa Rivero. Mel movió al equipo con la entrada de Jofre y Rubén Reyes en sustitución de Rubén Castro y Movilla. Respuesta: misma ineptitud. Pocas veces hallará el Girona tanta facilidad a la hora de defenderse, aunque tampoco hay que quitar méritos a un equipo más concentrado que su rival. El tiempo pasaba y, como diría el gran Eduardo Mendoza, sin noticias del Rayo Vallecano.

Sólo habría tiempo para las dos últimas puñaladas a un equipo ya envuelto en mortaja franjirroja. Beltrán acababa con toda esperanza rayista en el 85 a la contra y Peragón culminaba su particular venganza ya en tiempo de descuento. El Rayo Vallecano parece despedirse de aspiraciones imposibles a tenor de lo visto y el consuelo no deja de ser cruel, aunque algunos podrían hasta verlo optimista: peor no se puede hacer.

Rayo Vallecano: Cobeño, Coke, Cuadrado, Pelegrin, Albacar (Lucas, 75′), Ángel, Movilla (Rubén Reyes, 63′), Piti, Quero, Rubén Castro (Jofre, min. 52) y Pachón.

Girona: Jorquera, Galán, Miguel, Cañas, José, Xumetra (Beltrán, 82′), Matamala, Marcos Tébar (Óscar, 75′), Moha, Calle (Kiko Ratón, 75′) y Roberto Peragón.

Goles:
0-1, min. 41, Cañas
0-2, min. 87, Beltrán
0-3, min. 90+, Peragón.

Árbitro: Trujillo Suárez (colegio tinerfeño). Amonestó a Piti, Movilla y Cuadrado en el Rayo Vallecano. Por parte del Girona, los amonestados fueron José, Matamala y Xumetra.

<